Portugal apoya la introducción de 150.000 cabras en La Raya

Proyecto. Se trata de una iniciativa de la AECT Duero-Douro y que fue presentado ayer en Guarda. Objetivo. Prevenir los incendios forestales y lograr el desarrollo socioeconómico del territorio fronterizo
MIGUEL CORRAL

La Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Duero-Douro presentó oficialmente ayer en la Sede del Gobierno Civil de Guarda (Portugal) el Proyecto Self-Prevention, iniciativa que consiste en la creación de una empresa que geste la implantación de 150.000 cabras en el territorio de influencia de Duero-Douro y con la que se pretende minimizar el riesgo de incendios forestales y al mismo tiempo que se sitúe como modelo de desarrollo socioeconómico para los habitantes de La Raya hispano lusa.

El acto estuvo presidido por el gobernador civil de Guarda, Antonio José Santinho Pacheco, quien en su discurso inaugural calificó este proyecto como esencial para asegurar el desarrollo rural defendiendo las áreas forestales del territorio fronterizo. Al mismo tiempo, el gobernador civil de Bragança, Jorge Manuel Nogueiro Gomes, también asistente al acto, destacó la importancia estratégica de este proyecto una vez que “la naturaleza es nuestra principal riqueza”.

En esta misma línea de opinión se manifestó el subdelegado del Gobierno de Salamanca, Jesús Málaga, quien se mostró “entusiasmado” con el Proyecto Self-Prevention porque “volverá a crear planes de futuro en el medio rural, y porque permitirá que el campo tenga un bombero animal capaz de llegar a las zonas más inaccesibles”. Por ello, Málaga ofreció su apoyo incondicional al proyecto, y aseguró que en breve Self-Prevention se convertirá en una “cuestión de Estado” para España y Portugal, convirtiéndose en una “referencia a nivel europeo en materia de protección medioambiental”. También, Málaga puso de manifiesto cómo un proyecto de estas características puede contribuir de manera determinante a la regeneración de la población rural en las zonas de interior.

Por su parte, el director general de Duero-Douro y alcalde de Trabanca, José Luis Pascual, expuso todos los detalles de Self-Prevention y que defendió como un “proyecto social, de territorio, para las personas que lo habitan, generando un plan de futuro a largo plazo”.

Al término de la presentación, todas las autoridades presentes firmaron un protocolo de colaboración para la extinción de incendios. Al acto sólo faltó la presencia del ministro de Administración Interna de Portugal, Rui Pereira, que no pudo acudir a última hora por motivos personales.

El Proyecto Self-Prevention apuesta por reintroducir 150.000 cabezas de ganado caprino para que sean los propios animales quienes actúen como “limpiadores naturales” de los campos agrícolas abandonados, montes y cunetas, dejando libres de vegetación zonas en potencial peligro de incendio.

El estudio estima la producción de más de 200.000 cabritos al año, por lo que el proyecto se desarrolla en distintas fases industriales, desde la cría de cabritos y producción de leche, hasta su comercialización. Es por ello, que se pretende la construcción de dos mataderos, uno en España y otro en Portugal, además de queserías para la elaboración de la producción de leche, e industrias agroalimentarias relacionadas con los sectores lácteo y cárnico. Según sus promotores, tendrá capacidad para lograr una Marca de Garantía propia con la producción de cabritos y quesos.