Portugal abre la puerta al regreso del Lusitania y quiere un tren Aveiro-Salamanca-Madrid
Cyl dots mini

Portugal abre la puerta al regreso del Lusitania y quiere un tren Aveiro-Salamanca-Madrid

Interior de un trenhotel nocturno de Renfe. Foto: Renfe

El gobierno luso asegura que es "muy importante" mantener el tren nocturno eliminado al comienzo de la pandemia y pide a España un esfuerzo para un tren entre Aveiro y Madrid por Salamanca.

Portugal va a pedir a España un esfuerzo para recuperar trenes y Salamanca puede ser la gran beneficiada de esta estrategia. De hecho, el gobierno luso ha pedido ya poder reactivar el tren nocturno Lusitania, eliminado durante el primer estado de alarma y que no ha vuelto a circular, y ha puesto sobre la mesa un tren Aveiro-Salamanca-Madrid. Además, hace unos días que el parlamento luso aprobó una iniciativa popular para recuperar la línea del Duero, que podría ser una alternativa o ser sustituida por el trayecto desde Aveiro.

 

El ministro de Infraestructuras portugués, Pedro Nuno Santos, ha pedido este martes a España una mayor cooperación en el desarrollo de conexiones transfronterizas para abrir "más rutas" que las previstas entre Lisboa y Madrid y Oporto y Vigo, con la vista puesta en líneas entre Aveiro y Salamanca y Madrid y Faro con Huelva. Así lo ha expresado en una rueda de prensa al término de una videoconferencia de responsables de Transportes de la Unión Europea, durante la que Nuno Santos ha dicho que ha aprovechado para trasladarle al secretario de Estado de Trasporte español, Pedro Saura, estas ideas.

 

"Las relaciones entre España y Portugal son estupendas, trabajamos en la conexión entre Lisboa y Madrid, cuyas obras están ya en marcha, y la de Oporto y Vigo. Pero queremos más y tuve la oportunidad de decirle al secretario de Estado hoy que necesitamos su ayuda para hacer conexiones entre Aveiro-Salamanca-Madrid y Faro y Huelva", ha indicado el ministro luso.

 

En este sentido, Nuno Santos ha concedido que falta "mucho más trabajo entre los dos países" para poder impulsar estas nuevas rutas, porque por el momento tienen puesto el foco en otras rutas que consideran prioritarias: Lisboa y Madrid -que espera que concluyan del lado luso "para finales de 2030"- y Oporto y Vigo.

 

En cuanto al tren Aveiro-Salamanca-Madrid, podría beneficiarse de los trabajos de electrificación de la línea de Fuentes de Oñoro, que terminarán en los próximos meses. Esta línea está pensada inicialmente para transporte de mercancías. Desde Salamanca los trenes portugueses podrían seguir camino hacia Madrid por la línea de alta velocidad que ahora usa el Alvia.

 

El ministro portugués ha avisado de que su Gobierno ve necesario ahora invertir en las rutas ferroviarias de dentro del país, porque considera que está mermada por décadas sin dedicar recursos a su desarrollo y porque quiere asegurar "una buena red" interior, pero ha añadido que ello no implica dejar de lado las conexiones internacionales si hay un mayor compromiso de la otra parte.

 

Vuelve el Lusitania

En este sentido, también ha abierto la puerta a retomar el servicio de la línea Lusitania, el tren nocturno que une las dos capitales pero cuya actividad quedó suspendida como consecuencia de las restricciones por el coronavirus, pero siempre que Renfe participe del mismo modo. Hace unos meses las autoridades portuguesas ya manifestaron su interés en recuperar este tren, suprimido en el primer estado de alarma y para el que no hay planes de regreso. En mayo de este año se conocía que Renfe decidía suprimir este servicio, suspendido con el estado de alarma, pero que no iba a regresar  una vez se terminaran las restricciones a los viajes, y así fue. 

 

"Es muy importante para nosotros mantener el tren nocturno y aún hay mucho trabajo que hacer con Renfe. Queremos mantener el servicio, estamos a financiar nuestra parte, pero necesitamos hacerlo con los españoles", ha remachado, al ser preguntado en la rueda de prensa por el futuro de esta línea. "Si lográramos tener un contrato público para conexiones internacionales quizá pudiéramos resolver el problema. Portugal está dispuesta a financiar los trabajos en nuestro lado, por supuesto", ha añadido el responsable portugués sobre una posible alternativa.

 

El tren era operado de manera conjunta por Renfe y la compañía Comboios do Portugal, la ferroviaria estatal lusa. Al país vecino le interesa recuperarlo porque le proporciona una conexión entre Lisboa y Madrid, y podría  negociar con Renfe cambios en el reparto del coste.

 

El tren del Duero, más difícil

No es el único plan ferroviario de Portugal que afecta a Salamanca. Portugal ha dado un paso al frente para recuperar una conexión ferroviaria que, podría (y sólo podría) abrir una línea entre Salamanca y Oporto, algo para lo que hace falta inversión de ambos lados y voluntad política del lado español. Y que cuenta con un gran obstáculo: que el lado español, la histórica línea de La Fregeneda, es ahora un itinerario turístico peatonal.

 

De entrada, se pretende abrir el tramo desde Pocinho de una línea que comprende 191 kilómetros desde Ermesinde a Barca d'Alva, frente al muelle salmantino de Vega Terrón, separada de la provincia por un puente. El tramo está cerrado desde 1988, sin embargo, los portugueses nunca han descartado reabrirla y modernizarla. 

 

La sorpresa es la segunda parte de la iniciativa. El parlamento luso ha aprobado pedir a España colaboración para reabrir el lado español de la línea y llevar el tren hasta Salamanca. La propuesta es interesante porque podría dar a la capital una salida directa por tren hacia Oporto, pero hoy por hoy es inviable.

 

Al margen de no existir interés por reabrir una línea cerrada, igual que la portuguesa, en 1988, ahora mismo reabrir el espectacular tramo de La Fregeneda es simplemente imposible. Hace unos años se decidió convertir esos kilómetros en itinerario turístico peatonal, adaptando el trazado a su nueva función. No se ha desmontado el trazado, pero renovarlo requeriría de una enorme inversión y ni sus puentes de hierro ni sus túneles parecen preparados para volver a acoger trenes. Además, Adif ha cedido la infraestructura a la Diputación de Salamanca.

 

Además, la salida ferroviaria por la que ha apostado Salamanca (y España) es por Fuentes de Oñoro hacia Aveiro para situar a la capital en el mundo del transporte y la logística. La pieza clave es el puerto seco de Peña Alta y está previsto que los trenes lleguen allí por un ramal de la línea electrificada, obras que se están ejecutando ahora. Así que no parece que la de La Fregeneda sea una opción para recuperar un tren a Portugal, después de haberse suspendido el nocturno de Lisboa, que será difícil recuperar.