Podemos Salamanca exige "la paralización total de las obras de la mina de uranio" y las "talas de encinas"

"No se puede continuar destrozando la zona de Retortillo y la imagen de toda Salamanca, ligándola a la radiactividad y lo nuclear", aseguran.

"La tala de encinas y las obras de la mina van a continuar en el Campo Charro. Y es que la empresa Berkeley piensa proseguir con las obras pese a la suspensión del procedimiento de autorización por parte del Gobierno de España de la construcción de la planta de concentrado de uranio radiactivo, planta considerada instalación radiactiva de primera categoría del ciclo de combustible nuclear, requiriendo un informe que puede retrasarse hasta en dos años", aseguran desde Podemos Salamanca.

 

El Gobierno, en respuesta a una pregunta del diputado de Unidos Podemos en el congreso Juantxo López de Uralde, ha reconocido, mediante la emisión de una orden por parte del Ministerio de Energía, la ausencia del informe preceptivo del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para la construcción de la planta y por tanto, ha determinado "la suspensión del procedimiento de autorización de construcción de la Planta, con carácter indefinido, hasta la emisión del informe del CSN", añaden.

 

Podemos Salamanca condena en una nota de prensa "la increíble la impunidad con la que la empresa australiana se ha saltado y sigue saltándose la legislación de nuestro país, actuando siempre a hechos consumados, con la construcción de infraestructuras, con la tala indiscriminada de encinas, sin contar aún con los permisos definitivos, ante la pasividad cuando no complicidad manifiesta de todos los niveles institucionales".

 

Ignacio Paredero, Secretario General de Podemos Salamanca, afirma que: "Los salmantinos no quieren una Salamanca radiactiva. No se puede continuar destrozando la zona de Retortillo y la imagen de toda Salamanca, ligándola a la radiactividad y lo nuclear, sin unos permisos definitivos que tardarán hasta dos años y que pueden llegar o no. Para Berkeley, esto será un negocio. Para Salamanca es nuestra salud, nuestra ganadería y agricultura, nuestro futuro, lo que esta empresa australiana está poniendo en juego. Si Berkeley sigue actuando sin permiso y las instituciones no hacen nada, la ciudadanía debería actuar y movilizarse para parar este peligro para nuestra salud y nuestro modo de vida".

 

Por su parte, el Secretario Político de la formación morada, Antonio Espejo, apunta: "Berkeley debería explicar por qué continúa con su ataque a la provincia de Salamanca, al igual que el Partido Popular de esta ciudad" al cual reclamó "un posicionamiento claro y conciso a este respecto, ya que esta mina afectará no solo de una manera nefasta a toda la provincia en términos ecológicos, sino que, en términos económicos y de modelo productivo, tendrá unas consecuencias terribles también para la ciudad", añadiendo que "decir sí a la mina, es decir no al futuro de Salamanca".

 

Podemos Salamanca vuelve a pedir al Ayuntamiento de Salamanca que ejerza presión y exija a la Junta de Castilla y León, así como a las administraciones afectadas, que ejerzan sus competencias y ordenen la inmediata de paralización de estas obras de corte de las encinas y que se instruya el correspondiente expediente de infracción urbanística grave, con imposición de la máxima sanción posible.

Noticias relacionadas