Podemos pregunta en las Cortes por la "caótica situación de las cocinas del Hospital"

Obras del nuevo hospital de Salamanca (Foto: Pablo de la Peña)

Aseguran que "la introducción de la línea fría del hospital amenaza un 60% de los puestos de trabajo de la cocina".

Para Podemos Salamanca, la situación actual de las cocinas del Hospital es una muestra de mala gestión y de privatización encubierta llevada a cabo por el Partido Popular. Aseguran que varias trabajadoras de la cocina del hospital les han trasladado que "cada día que pasa la situación de precariedad laboral se agrava, enmarcado en la amenaza de la introducción de la línea fría, que supondría el despido del 60% de la plantilla de la cocina".

 

Según las trabajadoras, la estrategia es clara. "A día de hoy, las jubilaciones, hasta 20 puestos ya, no se están cubriendo con plazas fijas, precarizando de manera brutal la situación del personal en la cocina, que tienen contratos por 6 meses, temporales, por obra o servicio o por vacaciones, incurriendo en ilegalidades manifiestas. Para los trabajadores y las trabajadoras, la política de no cubrir con puestos fijos las bajas por jubilación es deliberada y el año que viene, cuando se implante la "línea fría", todos/as esos/as trabajadores/as temporales perderán sus empleos".

 

Esta "línea fría", un proceso mecanizado e industrializado de cocina que sustituirá a la cocina tradicional, "no solo afectará al personal laboral en forma de despido, sino que empeorará la vida de los pacientes del hospital, pues la cocina de línea fría es conocida por su ínfima calidad organoléptica", aseguran.

 

Pero además de la pérdida de empleos y de la introducción de la línea fría, las trabajadoras denuncian las condiciones en las que se está prestando el servicio actualmente, avisando que la explotación laboral es tan fuerte que son los mismos trabajadores, muchas veces el mismo día, los que realizan servicios de limpieza en el hospital y cinco minutos después deben trabajar en la cocina, cambiando entre servicios de cocina, limpieza, almacén y lencería a las trabajadoras y los trabajadores, según haya o no demanda.

 

Esta gestión, a su juicio, "va a provocar problemas de salubridad y de prevención relacionadas con virus que pueden transmitirse por parte del personal. Virus de transmisión que pueden ir desde gastroenteritis de mayor o menor gravedad hasta verse afectados cuadros de mayor riesgo, especialmente en pacientes inmunodeprimidos".

 

Desde Podemos Salamanca, entienden que "esta situación se debe a la privatización encubierta del hospital, en concreto de sus cocinas, realizada contra el interés y a espaldas de sus trabajadores y trabajadoras, sin ninguna intención de escuchar sus demandas".

 

La formación morada ha realizado dos preguntas parlamentarias en las Cortes de Castilla y León gracias al trabajo de su procuradora Isabel Muñoz. En concreto, se ha preguntado si se ha tenido en cuenta al instalar la línea fría en Zamora y en la que se va a poner en Salamanca, si se ha considerado a la actual plantilla de los tres hospitales de Salamanca en el servicio de hostelería desde la anterior legislatura a lo que va de la actual, y también se han pedido los informes de los protocolos de supervisión y control bacteriológico del servicio de hostelería del complejo asistencial.

 

Desde Podemos consideran necesario consolidar los puestos de trabajo de la cocina del hospital, para dar seguridad laboral a las personas que allí trabajan. Además, desde Podemos aseguran que la implantación de la "línea fría", por sus problemas de mantenimiento y de calidad alimentaria es "indeseable" y consideran "imprescindible que se tenga en cuenta la voz de quienes día a día se encuentran sosteniendo un servicio clave para la ciudadanía como es la sanidad, evitando cambiar de puestos en el día entre servicios tan sensibles como limpieza, almacén, lencería y cocina". 

 

Para Isabel Muñoz, procuradora en las Cortes de Castilla y León por Podemos: "El Partido Popular está gestionando el servicio de cocina del Hospital de Salamanca, al igual que está haciendo con otros servicios sanitarios, con criterios exclusivos de rentabilidad, sin tener en cuenta la calidad asistencial. De ahí que se quiera imponer la línea fría: su objetivo no es la salud de las personas, simplemente es sacar adelante un servicio con menos plantilla y con menos coste."

 

Para Ignacio Paredero, Secretario General de Podemos Salamanca: "Es terrible como se está tratando a los trabajadores y las trabajadoras del hospital. Hay que garantizarles ya empleos estables y libres de la espada de Damocles que les supone la línea fría".