Podemos plantea duplicar el espacio libre para los peatones a la hora de colocar terrazas y obligar a limpiar
Cyl dots mini

Podemos plantea duplicar el espacio libre para los peatones a la hora de colocar terrazas y obligar a limpiar

Una terraza.

La concejala Carmen Díez cree que no hace falta una norma específica para la Plaza Mayor y la rúa, sino una ordenanza que acabe con las situaciones actuales de falta de espacio de paso.

La concejala de Podemos en el Grupo Mixto del Ayuntamiento de Salamanca, Carmen Díez, ha desgranado las propuestas de su grupo para la nueva ordenanza de terrazas que el consistorio tiene que tener lista antes de que acabe este año, y que según Diez "ha de revisar todo el planteamiento de terrazas en la ciudad". "La norma general seria, a nuestro entender, regular la colocación de terrazas en el dominio público sin entrar en colusión con el uso y disfrute de la calle por parte de las personas que se desplazan a pie. Y establecer que la norma general que afecte a toda la ciudad puede ser más restrictiva para alguna zona por causas como el turismo, ser zona histórica, la mayor presencia de peatones, etc", asegura.

 

Por este motivo, ha propuesto varias medidas concretas. La primera, no diferenciar la regulación de la Plaza Mayor y la Rúa de la del resto de la ciudad, como ocurre ahora, "y menos aún esta regulación debiera suponer un trato privilegiado respecto al resto de zonas".

 

En cuanto a las posibles soluciones regulatorias, la concejala de Podemos-Equo considera que “las terrazas han de respetar un espacio libre y la accesibilidad. La actual reserva de un espacio libre de 1,20 metros para el paso de peatones es insuficiente y debiera ser al menos de metros para permitir la deambulación tranquila y en atención especial a las personas mayores o con movilidad reducida, además de sillas de ruedas y carritos de bebés. La Plaza Mayor debiera reducir el ancho de las terrazas pasando de cuatro filas a tres. Estamos a favor de las terrazas pero también de un espacio urbano confortable”.

 

Eso supondría ampliar el espacio de paso, que es uno de los mayores problemas de la instalación de terrazas, y que está detrás de situaciones como la de la Rúa Mayor, donde con todos los veladores, sillas, mesas y otros elmentos el espacio de paso es un pasillo.

 

También señala que hay un exceso de mesas y sillas en los espacios delimitados para terrazas porque la Ordenanza permite colocar tantas mesas y sillas como quepan en el mismo. La presencia de elementos anexos dificulta aún más la deambulación: carteles, mamparas, alfombras, estufas, muebles auxiliares de servicio de hostelería... que se suelen colocar a mayores de las mesas y las sillas permitidas. La colocación de terrazas contra las fachadas interrumpe los puntos de referencia de las personas con discapacidad visual de forma contraria a sus derechos.

 

También existen problemas de suciedad porque no es suficiente con la limpieza diaria de los restos a cargo del establecimiento hotelero. La grasa debe ser eliminada del suelo. Las marcas que delimitan la terraza se deben quitar tras la temporada.