Podemos pide que la Fiscalía investigue 'a fondo' la adjudicación de las guarderías de Salamanca

La formación morada anuncia que va a llevar el asunto a la Fiscalía y pide que se analicen las grabaciones que implican a Fernández Mañueco y personal del Ayuntamiento en el caso de las guarderías, el presunto amaño y trato de favor para adjudicar este contrato a una empresa del expresidente de Madrid.

Podemos Castilla y León va a subir su apuesta en torno al conocido como caso de las guarderías de Salamanca. La formación morada ha decidido dar un paso más en su estrategia y va a pedir a la Fiscalía anticorrupción que investigue a fondo todo lo relativo al escándalo que podría encerrar un presunto trato de favor hacia la empresa de un político del PP y su familia. La decisión la toman sobre la base de lo ya conocido del caso: las grabaciones en las que Ignacio González implica a Alfonso Fernández Mañueco en la 'operación Lezo' y las informaciones sobre la visita de la mujer de González para conocer las guarderías salmantinas, a las que aspiraba su empresa, antes incluso de que se supiera que iban a salir a concurso.

 

El anuncio lo ha hecho el responsable regional de Podemos, Pablo Fernández, en una rueda de prensa en la que ha vuelto a poner sobre la mesa todas las sospechas que se ciernen sobre este caso desde que estalló. La espoleta fue la publicación de unas grabaciones de la UCO, a las que el operativo da total credibilidad, en las que Ignacio González, imputado por la 'operación Lezo', implicaba a Fernández Mañueco en la presunta adjudicación a dedo de las guarderías municipales del Ayuntamiento de Salamanca. En esta grabación, González aseguraba a su hermano Pablo que su socia en el negocio de guarderías, una empresaria salmantina, le había dicho que el alcalde le había prometido la gestión de las escuelas infantiles de titularidad municipal.

 

Este contrato, que ha salido a licitación durante el año pasado, iba a ser para una empresa creada entre la familia González y la dueña del grupo 'Mis Pollitos'. Tanto es así, que la mujer del expresidente de Madrid, Lourdes Cavero, visitó Salamanca muchos meses antes de que se abriera el concurso para quedarse con la gestión, y pudo ver las instalaciones y reunirse con responsables del Ayuntamiento y la fundación que gestiona las guarderías, lo que el Ayuntamiento ocultó en su día. Algo que Podemos también incluye en su denuncia a la Fiscalía por considerarlo un claro trato de favor.

 

Para Pablo Fernández, y aunque no lo especifican en su requerimiento a la Fiscalía, estos hechos podrían ser consitutivos de un delito de fraude y bastaría con que se probara el intento, aunque no hubiera habido finalmente adjudicación, como así ha sido. El escándalo saltó un mes antes de que se pusiera en marcha el proceso, quien sabe si desbaratando una operación ya pactada. Podemos ha pedido que se investigue todo esto porque no puede quedar la sensación de "que los contratos se adjudican entre amigos".

 

Podemos sospecha que, aunque no hubiera finalmente adjudicación, los pliegos de condiciones podrían haber estado condicionados por el interés manifiesto de la empresa de Ignacio González, su mujer y su socia, que iban a por el millonario contrato de las guarderías municipales de Salamanca. Además, añaden sus sospechas por el proceso de adjudicación, actualmente en marcha, de la gestión de la escuela infantil que hay en el nuevo edificio central de la Junta en Salamanca.

Podemos Castilla y León ha anunciado esta mañana que va a dirigirse a la Fiscalía para que investigue las sospechas en torno a la adjudicación de las guarderías. Piden que se analicen las grabaciones de la UCO en las que Ignacio González implica a Mañueco y la visita de la mujer del expresidente de Madrid a Salamanca.