Podemos pide anular la licencia y parar la obra de un parking y residencia en el solar del Bretón
Cyl dots mini

Podemos pide anular la licencia y parar la obra de un parking y residencia en el solar del Bretón

La licencia se concedió en septiembre y los obreros ya trabajan en las catas arqueológicas obligatorias.

La concejala de Podemos en el Ayuntamiento de Salamanca, Carmen Díez, ha solicitado anular la licencia concendida y la correspondiente parada de la obra en el solar del antiguo teatro Bretón, donde han empezado los trabajos para construir una residencia y parking, un proyecto que cuenta con la oposición de los vecinos.

 

Según Podemos, el Ayuntamiento concedió en septiembre de 2021 la licencia de obra mayor para la ejecución de un parking público de cerca de 200 plazas y una residencia de estudiantes en el solar del antiguo Bretón.

 

Sólo se ha conocido de esta licencia porque los obreros de la empresa propietaria del solar han comenzado a realizar las prospecciones arqueológicas a las que está obligada por ley. Ni se ha avisado a la asociación de vecinos Tomas Bretón que es parte interesada en el expediente por haberse personado en el mismo, ni tampoco ha pasado por la Comisión de Fomento de forma que no se conoce el proyecto que finalmente se va a ejecutar.

 

A este oscurantismo en la concesión de los permisos se unen otros elementos como la ausencia de la necesaria licencia ambiental, que no se dispone de informe geotécnico para una zona en la que la roca aflora en superficie y que se carece de proyecto de ejecución, requisitos todos ellos necesarios. Son graves deficiencias que, según Podemos, legalmente impiden conceder una licencia para construir. Por eso desde Podemos en el Ayuntamiento de Salamanca, su concejala Carmen Díez ha pedido hoy que se declare la nulidad de la licencia de obra concedida, porque no se cumple con las obligaciones legales que permiten concederla.

 

En la Comisión de Fomento celebrada este martes se ha puesto de manifiesto el malestar de la oposición porque los proyectos importantes se sustraen del conocimiento de sus miembros. O se presenta a la prensa antes de verse en Comisión o como, en este caso, no se sabe nada de él en años y de pronto las cosas están hechas sin haber deliberado ni votado en donde deben hacerlo los concejales elegidos por la ciudadanía: el propio Ayuntamiento.

 

Según nota de Podemos, "con lo que conocemos hasta ahora podemos afirmar que el proyecto que se va a ejecutar es una barbaridad para la zona. Se trata de un modelo de edificio que va a ocupar todo el solar con lo que se va a notar desde el punto de vista paisajístico. Con 4 plantas de habitaciones y un patio central, el volumen ocupado va a ser importante.  Sin gracia ni esmero".

 

Por otro lado, se va a horadar el suelo para construir 5 plantas sótano para realizar un parking público del que se duda mucho de su necesidad. Los turistas tienen que dejar sus coches en aparcamientos disuasorios, fuera de la zona histórica y a ser posible de la misma ciudad. Como se hace en otras ciudades turísticas con un patrimonio a conservar.

 

El ayuntamiento quiere que todo el centro sea “Zona de bajas emisiones”, algo a lo que está obligado por ley. Y esa zona comienza justo en la Gran Vía. Y eso casa muy mal con este proyecto. Porque los vehículos van a acceder y van a salir por Gran Vía desde el aparcamiento. Casa muy mal este proyecto también con los proyectos de mejora de la accesibilidad y promoción del transporte alternativo.

 

Antiguo teatro

El solar del antiguo teatro Bretón no se merece estar vallado; efectivamente hay que hacer algo allí. Pero hoy por hoy, no se puede arreglar con la propuesta presentada por la propiedad del solar. En su derribo, el teatro Bretón tuvo algunos avatares que se solucionaron con el compromiso a tres bandas entre Santher, propietaria del solar, el Ayuntamiento y el Foro Izquierda Los Verdes de Salamanca. En esta solución se hablaba de respeto por el pasado histórico del lugar y su vinculación al teatro y de ubicar en el solar de un proyecto cultural para beneficio de la ciudad.

 

Pasados unos años, ya nada queda de aquel compromiso ratificado judicialmente. Esto es especulación pura y dura, aunque estemos hablando de una zona que, si bien no pertenece a la Ciudad Histórica declarada por la Unesco, sí se encuentra en la denominada “zona de amortiguamiento” en la que las obras y proyectos que se lleven a cabo tienen bastante relación con el centro de la ciudad.