Podemos mantiene que para el PP la Ley de Patrimonio es papel mojado

Imagen del comienzo de las obras en la Plaza de Monterrey (Foto: I. C.)

Isabel Muñoz, procuradora por Podemos en las Cortes de Castilla y León, realizó propuestas sobre la restauración de bienes patrimoniales y la visita a los Bienes de Interés Cultural que no fueron aceptadas.

El Partido Socialista y Ciudadanos rechazaron junto al Partido Popular una Proposición no de Ley presentada por Podemos en la Comisión de Cultura a instancias de la Asociación de Restauradores de Castilla y León.


Los distintos bienes patrimoniales requieren para su pervivencia a través del tiempo de una serie de medidas y métodos que respeten su autenticidad y su significado y no pongan en riesgo sus valores. De ahí que Podemos pidiese que la Junta de Castilla y León haga una auditoria para determinar el estado de conservación en el que se encuentran los bienes que conforman el patrimonio de Castila y León, con el fin de fijar las actuaciones pertinentes.


Isabel Muñoz, procuradora por Salamanca, mantuvo -en total acuerdo con los restauradores de Castilla y León-, que cuando los bienes patrimoniales precisaban una acción directa sobre ellos, bien para detener su deterioro o para evitar su pérdida, en todo momento ésta debe ser realizada por profesionales debidamente autorizados que analicen con rigurosidad los objetos sobre los que se va a intervenir, que conozcan los materiales y técnicas originales utilizadas en la creación de los mismos, así como las incompatibilidades con otros materiales.


También se pedía que la Ley de Patrimonio de Castilla y León recoja que las restauraciones se realizarán por personal titulado en esta especialidad y no por aficionados o advenedizos, como está ocurriendo en la actualidad. Así mismo, que se hagan campañas de sensibilización ciudadana sobre esta cuestión evitaría la pérdida o el deterioro de nuestros bienes patrimoniales, sobre todo en el medio rural.


En palabras de Muñoz, a los partidos del bipartidismo, PP y PSOE, no les interesa la conservación del patrimonio como un fin en sí mismo, sino que lo utilizan con fines políticos y para practicar entre ellos la política del “y tú más” a la que nos tienen tan acostumbrados.


La procuradora salmantina hizo mención expresa a los hechos ocurridos el pasado año en el Castillo del Buen Amor, propiedad de la familia del que fue alcalde de Salamanca y diputado por el Partido Popular, Fernando Fernández de Trocóniz, en relación a unas obras que se hicieron en dicho castillo, declarado BIC, sin el proyecto y los permisos pertinentes, que se saldó con derrumbe de buena parte del adarve del castillo y un trabajador herido.
 


El pasado miércoles 29 de marzo, en la misma sesión de la Comisión de Cultura de las Cortes de Castilla y León, también se debatió otra Proposición no de Ley presentada en por el Grupo Parlamentario Podemos en la cual se reclamaba la apertura al público -que en todo caso será gratuita durante cuatro días al mes, en días y horario prefijado, lo cual se anunciará- de los bienes patrimoniales declarados BIC (Bien de Interés Cultural) o incluidos en el Inventario de Bienes del Patrimonio Cultural de Castilla y León, según recoge la Ley de Patrimonio.


La procuradora de Podemos manifestó que la falta de cumplimiento de esta obligación es una denuncia constante en los informes anuales del Procurador del Común y de las asociaciones culturales de toda la región.


También dedicó algunos minutos de su intervención para denunciar como la Junta de Castilla y León velaba más por los intereses privados que por los públicos. Aludió expresamente al acuerdo realizado entre la Casa de Alba y el Ayuntamiento de Salamanca. Este acuerdo por cuatro años es una tapadera para que la familia Alba no asuma en su totalidad la restauración que por Ley se ve obligada a realizar.


Recordó, además, que visitas que a día de hoy se pueden realizar al Palacio de Monterrey, no son consecuencia de la generosidad de una de las familias con más posesiones del mundo, sino que fue un logro del colectivo “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” desde la perseverancia con la que la sociedad civil trabaja.