Podemos, crítico con la Semana de la Movilidad: no vale con un día de bus gratuito

Carmen Díez, concejala del Ayuntamiento de Salamanca (Foto: I. C.)

Podemos pide una Salamanca "diseñada para las personas que se desplazan a pie con aceras más anchas, pasos de peatones más seguros, más zonas peatonales y plazas de esparcimiento. Pide limitar la velocidad de manera general a 30.

Podemos Salamanca, con motivo de la Semana de la Movilidad, considera que las medidas destinadas a conseguir que la cohabitación entre los vehículos y los peatones en las ciudades sea más pacífica y cómoda, no se logran con medidas parciales que no tengan como referente la supremacía de los peatones sobre los vehículos.

 

Salamanca es una ciudad de tipo medio que tiene problemas de gran ciudad en materia de movilidad. El tráfico de vehículos rodados es el eje alrededor del que pivotan la mayoría de las calles: el espacio está ocupado principalmente por los carriles destinados a vehículos de motor. En las grandes vías se conduce a velocidades excesivas, el espacio ha sido ocupado por los vehículos en detrimento de las personas que se desplazan a pie.

 

Los tiempos de los semáforos funcionan para permitir que el tráfico sea fluido en detrimento del paso de peatones que se ven obligados a la espera de tiempos mucho más largos. El exceso de tráfico provoca niveles de contaminación que actúan en detrimento de la salud. Hace tan solo unos días se ha informado de la constatación de que los efectos de la contaminación se trasfieren a los fetos.

 

Una forma de paliar el efecto de los vehículos particulares es el transporte colectivo. Según explica Podemos, "En nuestra ciudad se viaja bastante en autobús urbano, aún deberíamos hacerlo más. Para ello es importante que adaptemos las líneas a las necesidades de la gente. Los trayectos y horarios de los buses nocturnos han de ser rediseñados. Apenas tenemos carriles-bus por donde discurra el transporte urbano".

 

No conseguimos bajar de 100 el número de atropellos en la ciudad; en 2018 hubo una persona muerta y 15 peatones heridos graves. Son accidentes evitables. "Aunque hay gente que piensa que los atropellos son debidos a imprudencias de los peatones, en realidad son los vehículos a motor los culpables de la mayoría de éstos", dice Podemos. A veces por distracción de los conductores, a veces por exceso de velocidad. Una parte importante por no respetar la prioridad de los peatones en los pasos regulados por semáforos.

 

Pensar en la movilidad es ir más allá de usar la bici. La bicicleta es una buena alternativa al uso del vehículo a motor, pero abordar la movilidad supone pensar principalmente en medidas destinadas a las personas que se desplazan a pie, la mayoría, ya que un 60% de los desplazamientos se realizan así. Y supone también diseñar las calles para esa mayoría: con aceras más anchas, de no menos de 2,5 mts libres; con más zonas peatonales, también en los barrios y no de forma solamente simbólica. Disponer de la calle supone dar vida a una ciudad.

 

En los espacios donde la gente puede caminar libremente nacen lugares en las que se pasea, los niños y niñas son libres para jugar, las personas mayores o con movilidad reducida pueden desplazarse sin temor a ver su marcha entorpecida.

 

Los pasos de peatones han de diseñarse de forma que sea el vehículo el que tenga que sobrepasar ese espacio. Es el modelo conocido como “policías tumbados” en el que los pasos se elevan a nivel de la acera. Esta incidencia provoca sobre todo el efecto de reducción de la velocidad del vehículo. Ahora ocurre justo al revés, es quien camina el que tiene que bajar a la plataforma de la carretera y volver a subir a la acera. Eso actúa en detrimento de las personas con movilidad reducida, de las personas mayores, de quienes llevan carritos de bebés o el carro de la compra.

 

La falta de espacios destinados a carga y descarga es un notable déficit en nuestra ciudad. Las personas que trabajan en el reparto encuentran muchas dificultades en su día a día. También se echa en falta la existencia de zonas de aparcamiento limitado libres.  

 

Para Carmen Díez, concejala del Ayuntamiento de Salamanca, la aparición de los patinetes, especialmente los eléctricos, como forma de desplazamiento están ocasionando problemas en la convivencia de las calles. Es una modalidad de transporte que es necesario regular con la vista puesta, de nuevo, en la comodidad de las personas que se desplazan a pie.

 

También señala que la regulación de la entrada del alumnado a los colegios es una asignatura pendiente. No se ha avanzado nada en el diseño de los caminos escolares y es urgente alejar a los coches de los colegios.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: