Pleno extraordinario para aprobar las rebajas de impuestos para 2015

El equipo de Gobierno refrenda este viernes de manera definitiva la congelación de impuestos para el año que viene, propiciada por la tendencia negativa del IPC y por el sesgo electoral del próximo ejercicio.

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca celebra esta mañana, a partir de las 8.30 horas, un pleno extraordinario que está dedicado de manera casi monográfica a la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales de 2015, más concretamente, de la congelación de todos los precios, tasas e impuestos municipales para el año que viene casi sin excepción. La medida se ha ido tejiendo en los últimos meses, ya que hace tiempo que el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, anunció la primera de las rebajas de carga fiscal para el año electoral que se avecina.

 

Fue el lejano 17 de junio, hace cuatro meses, cuando anunció que el billete del bus urbano no subiría en 2015; y después han venido muchos más: IBI, impuesto sobre construcciones, sobre terrenos de naturaleza urbana, precios de las piscinas, de las instalaciones deportivas, del nuevo complejo de La Aldhuela (que se aplicarán cuando reabra sus puertas)... Se ha optado por congelarlos todos menos el de estacionamiento en el centro de transportes. 

 

Esto ha sido posible gracias a la ayuda del IPC. Su evolución hasta junio, mes que se suele tomar de forma genérica como referencia, lo deja casi en negativo, con lo que las subidas que generalmente se referencian a este índice quedarían sin efecto; si se hubiera actualizado usando el IPC no habrían subido. Es por este motivo que el anuncio, más que la medida en sí, ha sido calificada por la oposición como electoralista porque entienden que se presume de congelar impuestos que no deberían subir.

 

Al margen de la aprobación de ordenanzas fiscales, el pleno trata también dos modificaciones presupuestarias por suplemento de créditos, es decir, partidas remanentes de los presupestos que se destinan a un fin distinto del previsto incialmente; de ello se benefician actuaciones como el arreglo de calles anunciado este jueves por el alcalde y otras similares, que toman el dinero de otras que estaban previstas pero no da tiempo a ejecutar.