Plaza de los Bandos: ni proyecto ni reforma tres años después
Cyl dots mini

Plaza de los Bandos: ni proyecto ni reforma tres años después

Se cumplen tres años desde el último intento de modificar la plaza: desde 1996 se han conocido muchos proyectos, pero ninguno ha fraguado.

Tal día como hoy hace tres años, el entonces alcalde de Salamanca anunciaba a bombo y platillo sus planes para replantear por completo la plaza de Los Bandos. De hecho, fue presentado por primera vez el 11 de octubre de 2016 cuando Fernández Mañueco dio a conocer de manera unilateral un proyecto que cambiaba por completo el aspecto de la histórica plaza y que fue ampliamente rechazado. Tres años después, aquel proyecto es papel mojado, no existe otro que lo sustituya y la plaza languidece un poco más cada día, esperando un arreglo necesario que no llega.

 

Aquel proyecto planteaba una plaza completamente diferente a lo que conocemos, y ese era el principal obstáculo que acabó por enterrar la idea. El aspecto que se planteba, así iba a ser la plaza, chocaba con el entorno, con la visión de asociaciones, de vecinos, de partidos políticos y hasta de autoridades de patrimonio. Los parterres triangulares, la eliminación del arbolado de gran porte para cambiarlo por 'arbolitos' y el coste final, 1,2 millones de euros, acabaron con la ocurrencia, aunque había cuestiones válidas como la integración de las calles laterales o la eliminación del tráfico.

 

El rechazo fue importante y pronto se puso de manifiesto que aquello no iba a salir adelante. Para el año 2017 no se reservó presupuesto y tampoco lo tuvo más adelante, a pesar de que había un proyecto que se pagó a una firma externa. El portavoz de Cs, Alejandro González, salió 'al rescate' y planteó una comisión presidida por él mismo para reconducir la situación. Pronto se inició  una consulta popular y se convocó a numerosas partes; al poco, el Ministerio de Cultura recomendó la consulta a la Unesco que Mañueco había descartado.

 

La comisión siguió su camino y, aunque como ha ocurrido con el proyecto, no llegó a culminarse, sí sirvió para recoger las propuestas de colectivos y vecinos. Y para tomar la decisión más complicada: echar definitivamente a la basura el proyecto de Mañueco en septiembre de 2018, dos años después de alumbrado.

 

 

Un nuevo intento

 

Hace unos meses el ahora alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, anunciaba para esta legislatura la definitiva reforma de la Plaza de Los Bandos. Va a ser un nuevo intento de definir la estructura de este lugar, que lleva 20 años buscando una nueva identidad. El consistorio deberá decidir qué quiere hacer en esta plaza, pero cuenta con un importante punto de partida: que los salmantinos ya se pronunciaron sobre lo que querían que se hiciera en Los Bandos.

 

Analizadas las propuestas enviadas por los ciudadanos en el proceso de consulta, TRIBUNA pudo comprobar que apuestan por una plaza 'verde' y no 'gris' como se pretendía. Nadie quiere la reforma radical que pretendía el alcalde y de las 90 propuestas recibidas se pueden sacar muchas conclusiones de lo que se persigue. 

 

González llegó a decir que se dejaría partir la cara por este asunto, y el caso es que recibió críticas porque no logró completar su trabajo: es cierto que no hay un proyecto definido, pero que sí logró avances que deben ser el punto de partida para el futuro. Para empezar, se dio audiencia a todos los implicados, también a las autoridades internacionales de patrimonio, algo que desdeñó hacer el exalcalde. González quiso la participación de las autoridades y un informe de Patrimonio Cultural de España calificó de necesario consultar a Unesco lo que se fuera a hacer por los antecedentes negativos acumulados con el fallido proyecto del parking.

 

Después se hizo un trabajo del que salieron algunas conclusiones. La primera, que la plaza necesitaba librarse del tráfico y del aparcamiento; la segunda, que el proyecto presentado por Mañueco había que descartarlo por completo. También se propuso aumentar el arbolado. La propuesta se alejaba de la gran reforma que pretendía el exalcalde y se centraba en acometer las instalaciones de servicios que han quedado obsoletas como riego, saneamiento, alumbrado público y por hacerla más accesible eliminando escalones. También se planteó darle un vínculo con el futuro centro del español.

 

 

Muchos intentos fallidos desde 1996

 

La polémica sobre la reforma de la plaza ha estado presente durante muchos años, vinculada al fallido proyecto del parking subterráneo, pero también a otras muchas iniciativas. Desde 1996 a 2018, la histórica plaza ha tenido siempre alguien dispuesto a cambiar su aspecto. Estos son los proyectos conocidos, pero no realizados