Plaza de Los Bandos: ni presupuesto ni proyecto cinco meses después de la polémica

La contestación al proyecto, muy discutido por colectivos de todo tipo, obligó al equipo de Gobierno a mandarlo a la 'nevera'. El resultado, que ha pasado de estar casi decidida a no tener presupuesto. La comisión creada para consultar su diseño no ha echado a andar.

El proyecto para reformar por completo la plaza de Los Bandos ha pasado en cinco meses de ser una obra casi aprobado a sufrir un frenazo casi total. El motivo, la enorme contestación que experimentó el diseño presentado por Alfonso Fernández Mañueco hace casi cinco meses y que provocó el rechazo de múltiples colectivos, hasta el punto de que el alcalde, reacio a dar su brazo a torcer al principio, tuvo que enfriar la polémica.

 

La fórmula escogida fue la socorrida participación pública, en la que se ha abierto un espacio en la web municipal para que los ciudadanos hagan llegar por vía electrónica sus propuestas. En todo caso, y a falta de conocer los resultados (la oposición ya los ha pedido), ha servido para frenar la polémica y sacar del centro del debate público el radical cambio que se le quería dar a la plaza. El proyecto fue presentado sin consenso alguno y sin consultar a nadie por el alcalde el día 11 de octubre de 2016; el plan era gastar 1,2 millones de euros y cambiar por completo la plaza. En el diseño original, destacaba la pérdida del actual arbolado, su sustitución por ejemplares de menor porte y la invasión del espacio con pavimento de granito, además de poner las calles adyacentes a la misma altura y peatonalizarlas por completo.

 

Las críticas no tardaron en llegar porque el aspecto que se pretendía dar a la plaza no concuerda con su entorno ni respeta sus características históricas, lo que ha obligado a cambiar los planes. La idea era recabar ideas durante 2-3 meses, licitar la obra, adjudicarla y que estuviera lista a principios de 2018. Pero la contestación al proyecto ha variado completamente el cronograma previsto y va a estirar los plazos. De entrada, la plaza ya no tiene presupuesto para este 2017, con lo que no podrá hacerse ninguna actuación; hay que recordar que el proyecto presentado por Fernández Mañueco ya está pagado, a los mismos arquitectos del fallido parking de Los Bandos. Si no se ejecuta o hay que cambiarlo, será dinero tirado.

 

 

LA COBERTURA DE C'S

 

Pero lo fundamental es que el equipo de Gobierno ha conseguido quitarse de encima la responsabilidad y las críticas por los cambios que, muy probablemente, va a sufrir el proyecto si no se llega incluso a su anulación total. En una decisión sin precedentes, el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, decidió asumir a petición propia la presidencia de la comisión con la que se acordará el proyecto final para Los Bandos y le ahorraba al alcalde tener que pilotar el cambio de su propio proyecto, presentado hace sin consenso alguno.

 

En conversación con el propio González, ha confirmado a TRIBUNA que la citada comisión todavía no ha echado a andar cinco meses después, aunque espera que lo haga en breve. Así que de momento el PP ha enredado a su 'socio' y sustento en la alcaldía para resolver el entuerto creado por una decisión unilateral. Al menos, esta comisión garantiza una pluralidad de opiniones que el alcalde no consideró oportuna. González espera contar en breve con representantes de todas las entidades y asociaciones a las que se invitó en su día para dar su opinión. Eso incluye al ICOMOS, el organismo de Unesco que vela por el patrimonio. Fernández Mañueco descartó tener que consultar a nadie, ni siquiera al ICOMOS ni a Unesco. Posteriormente cedió, pero realmente C's corregirá esta actitud en su lugar.