Plaza de Los Bandos: abandonada y sin presupuesto por segundo año consecutivo

La céntrica plaza languidece mientras el Ayuntamiento sigue reculando: ni PP ni Ciudadanos encuentran la salida para el polémico proyecto.

Cada día que pasa se demuestra un poco más: el proyecto para cambiar la plaza de Los Bandos fue un error. Las críticas al diseño escogido, con pequeños árboles y mucho granito, no se hicieron esperar desde que un 11 de octubre de 2016 el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, presentaba a bombo y platillo la simulación de cómo iba a quedar. Ni siquiera se planteó consultar a las autoridades de patrimonio o de Unesco sobre la decisión. En las imágenes virtuales (así iba a ser la plaza) se veía un espacio totalmente diferente, que no respetaba su historia y que no pegaba con los edificios de su entorno. Y pronto se vio que aquello no iba a prosperar.

 

A pesar de que se había pagado un proyecto y del efectismo de la presentación, el equipo de Gobierno dejó la reforma sin presupuesto para 2017 y lo ha vuelto a hacer. La posible actuación sobre la plaza de Los Bandos tampoco tiene una partida asignada para 2018, al menos, no específica. En parte es normal porque casi un año y medio después de aquello no se ha vuelto a dar un paso en firme y sí se han sucedido los tropiezos.

 

Así que la plaza va a languidecer todavía un tiempo. La reforma se presentó como una oportunidad para renovarla, pero la oposición y diversos colectivos políticos y sociales se negaron a aceptar un cambio total de la plaza y pidieron una cosa: que se hiciera un mantenimiento que brilla por su ausencia. La plaza ha perdido buena parte de su arbolado, que pretendía ser susituido por los habituales 'arbolitos', y necesita una puesta a punto de su pavimento. Con eso, ya mejoraría.

 

Además, urge resolver la situación de las dos calles laterales. Para ganar espacio, el proyecto contempla absorber las calles Santa Teresa y Peña Primera, que se convierten en tramos peatonales; puede que fuera la mejor propuesta del proyecto de Mañueco. Pero en su lugar, la calle Santa Teresa presenta un firme desgastado y lleno de agujeros y la calle Peña Primera está totalmente desaprovechada.

 

Esto puede ser materia para Ciudadanos. En una maniobra incomprensible, el portavoz del grupo municipal 'naranja', Alejandro González, decidió asumir unilateralmente la presidencia de la comisión con la que se acordará el proyecto final para Los Bandos y le ahorraba al alcalde tener que pilotar el cambio de su propio proyecto, presentado sin consenso alguno. Así que el equipo de Gobierno se quitó de encima la responsabilidad y las críticas por los cambios que va a sufrir el proyecto si es que no acaba en anulación total. 

 

Ciudadanos ha incluido impulsar esta comisión en las 41 medidas que ha propuesto para el presupuesto de 2018, pero de momento ha cosechado un nuevo fracaso, porque para empezar no se ha reservado partida económica alguna que obligue al equipo de Gobierno a hacer nada. González se quejó en su día de que había entidades invitadas a esta comisión que no habían contestado ni designado representantes, pero ahora mismo hace meses que PSOE o Ganemos están esperando noticias.