Piojo: "No he tenido el apoyo que hubiese necesitado del director deportivo"

(Foto: Chema Díez)

El extremo del CD Guijuelo reconoce que en los momentos malos el director deportivo, Chema Aragón, no ha estado a la altura y asegura que lo ha pasado mal por el trato recibido y la falta de oportunidades. Pero, todo tiene su lado bueno y haber sido capitán en El Helmántico contra el Atlético de Madrid en Copa del Rey, no tiene precio.

El CD Guijuelo ha logrado una permanencia merecida después de superar un momento crítico y ser un equipo 'carne de Tercera'. 22 puntos de 24 posibles le han dado la oportunidad de enmendar todos sus errores hasta este momento, pero eso no puede empañar el fracaso de un año en Liga en el que todo debería haber sido de otra manera poeque había equipo para ello. Lo extradeportivo ha pesado, y mucho...

 

Y así lo ve una plantilla que, no en vano, valora, y mucho el hecho de haber entrado en la historia en Copa del Rey, jugando contra el Atlético de Madrid y llenando El Helmántico muchos años después, con fútbol de élite. Jesús Hernández, más conocido como Piojo, salmantino de nacimiento y quizá uno de los que más siente este club, ha pasado un año más que complicado. Una temporada apenas sin jugar, un director deportivo que no ha ejercido como tal y un entrenador, Mateo García, que le comunicó, solo una semana antes del fin del mercado, que no entraba en sus planes. Eso es 'espíritu de equipo', sin duda...

 

EQUIPO PARA MÁS: "Está claro que no había equipo para sufrir, pero las cosas se torcieron y nos ha tocado la otra cara de la moneda. Vas jugando partidos y no ganas y te metes en problemas. Hace un mes y medio nos temíamos lo peor y mira ahora...".

 

¿RABIA? "Los partidos se nos iban por detalles, tonterías, porque en pocos partidos el rival ha sido mejor que nosotros, salvo la CyD Leonesa que nos pasó por encima en casa. De hecho, todos los equipos, cuando se enfrentaban a nosotros decían que no entendían como podíamos estar ahí abajo con la intensidad que metíamos. Al final, el manejo de las dos áreas, salvo estos dos últimos meses, lo llevábamos fatal, con muchos errores que nos penalizaban".

 

MATEO - JORDI: "Mateo será recordado por haber hecho historia al superar las tres primeras rondas de Copa, pero no cogimos los conceptos que nos quiso transmitir y los números no eran para que siguiese en el Guijuelo y tuvo que irse. Llegó Jordi y este mes y medio hemos dado en la tecla, pero ha ocurrido que las que tenemos las enchufamos... antes, casi nadie había sido superior a nosotros".

 

GUIJUELO - ATLÉTICO DE MADRID: "Hemos hecho historia con el Guijuelo y fue una eliminatoria muy bonita, con cero opciones de pasar, claro. Vinieron con todo y será para recordarlo siempre".

 

PIOJO, EN PRIMERA PERSONA

 

24 DE AGOSTO: "NO CONTAMOS CONTIGO": "Me enteré a falta de una semana del cierre del mercado que no contaban conmigo y me quedé en estado de 'shock'. El año anterior había hecho una temporada normal tirando a buena con Rubén y cumplí bien, creí que me valoraban bien. Ha sido un año muy duro. Quizá Rubén da prioridad a unas cosas y Mateo y Jordi a otras, no lo sé. Soy el mismo del año pasado y entreno igual que siempre. Unos años eres el mejor y otros no te quieren".

 

SIN OPORTUNIDADES: "Quiero pensar que no he jugado por situaciones tácticas o técnicas y que depende del entrenador. Falta el lateral derecho y Piojo no juega, falta el extremo diestro y Piojo tampoco juega... cuando el año pasado jugué casi de todo, pero entreno al 100%. Reconozco que Raúl está a un nivel muy alto y entiendo que juegue él, claro, pero que no tenga ninguna oportunidad... Cuando te abren la puerta en verano ya sabes que están en desventaja con el resto y hubo un momento en el que si no es por mis compañeros me hubiese sentido muy solo, nadie del club me ha apoyado... luego mi familia y amigos han estado siempre ahí".

 

¿SIN SALMANTINOS? "Siempre ha pasado; parece que hay que aprovecharse de la gente de aquí y tienen que estar 'regalados'. La gente se cansa ya de eso".

 

RELACIÓN CON CHEMA ARAGÓN: "La pasada temporada tuve una relación buena con Chema Aragón, así lo digo, y nunca me hizo nada raro, me llevaba bien con él. Pero, este año, desde el verano, me he sentido muy solo y no he tenido el apoyo que hubiese necesitado de un director deportivo. Creo que con la gente hay que estar en las buenas y en las malas. La relación a día de hoy es inexistente, pero... es el director deportivo y yo un jugador más, pero nunca me tomaría un café con él".

 

¿FUTURO? "Queda poco y cuando acabe la temporada soy jugador libre. Si renuevo dependerá un poco de Jorge, con el que tengo muy buena relación, y si Chema sigue y quiere renovarme, tiene mi teléfono. No me hablo con él, no, pero si quiere que siga hablaré con él y estudiaré la oferta. Me gustaría seguir, pero no tendría problema en salir fuera porque ya lo he hecho dos veces. Quiero seguir en Segunda B, pero no soy tonto, si me dan un buen proyecto en Salamanca, lo aceptaré porque sé que he jugado poco, siempre que las condiciones sean buenas".

 

SU RELACIÓN CON JONATHAN: "Si no le quieren renovar, es un chollo en el mercado. Con 36 años que siga al nivel que está... a lo mejor yo hablo mejor de lo que es, pero está a un nivel que no se explica. Si no es por gente como Jonathan, Ángel y otros compañeros, todo hubiese sido más difícil para mí esta temporada".

 

 

TOTI, SU 'HERMANO': "Él me ha dicho muchas veces que si hubiese seguido en el Alavés, a lo mejor estaría en Primera División, pero creo que hizo bien en irse, era el momento. Yo estuve este verano en Tailandia y en cuanto los jugadores cojan nivel táctico, harán sombra a las ligas europeas, porque tienen todo; eso sí, es una liga muy desordenada".

 

EL FÚTBOL: "A día de hoy lo es todo y ahora que me he lanzado a la aventura del campus mucho más. Es un éxito y ha tenido mucho tirón; tengo 27 años y quiero alargar esto lo máximo posible. Tendré que compartir vestuario con Toti otra vez".

 

LA COPA, PARA ÉL: "Para mí fue una eliminatoria muy especial porque jugaba en El Helmántico otra vez, ante mi gente y mi familia, contra el Atlético de Madrid y siendo capitán. Después de un año tan malo, me llevo un recuerdo muy bonito, además de entrar de nuevo en el vestuario en el que he estado desde cadete con la UD Salamanca. Nunca había jugado con El Helmántico lleno y no se me olvidará en la vida".