Pillado 'in fraganti' mientras robaba un bar en Garrido

Calle Las Moreras, de Garrido, donde se encuentra el bar asaltado

Rompió el cristal para entrar, forzó una tragaperras y se escondió en la cocina cuando notó la presencia policial.

Sobre la 5:30 horas de este viernes, funcionarios de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, han procedido a la detención de un varón, de 28 años, de nacionalidad española, como presunto autor de un robo con fuerza en un bar situado en la calle Las Moreras, del barrio de Garrido tras ser avisado por una llamada de la Central de Alarmas.

 

Personados en el lugar, perciben un haz de luz que provenía del interior del bar. Asimismo, comprueban que la única puerta de acceso al local presenta el cristal  fracturado. A continuación, se apagó la luz del interior por lo que toman precauciones y extreman las medidas de seguridad, ante la posibilidad de que el autor se encontrara dentro. Los policías accedieron al mismo con el fin de realizar una requisa, localizando al detenido en la cocina del establecimiento, agazapado detrás de unos muebles, tratando de ocultarse ante la presencia policial.

 

Los agentes observaron, además, que la máquina tragaperras se encuentra forzada sin cajas de monedas en su interior. También observan que la alarma ha sido arrancada de su ubicación e inutilizada, motivo por el que los acústicos no se encontraban activos en esos momentos. Que hallan dos cajas de madera con diversos efectos (carpetas y estuches con monedas, que se encuentran manchados de sangre), observando que el ahora detenido tenía cortes superficiales en sus extremidades y cuyas heridas son campatibles con las que se encuentran al romper el cristal de la puerta.

 

De este modo, procedieron a su inmovilización y detención, siendo informado, verbalmente, de los hechos que se le imputan así como de los Derechos que le asisten, en conformidad con lo dispuesto en la Legislación vigente, siendo trasladado hasta dependencias policiales donde, por escrito, le son reiterados los anteriores. En el momento de la detención y, libremente, manifiesta a los actuantes que había entrado en el local utilizando un cenicero, con la inscripión “Marlboro” y que le acompañaban otros dos amigos que habían huído en una motocicleta. En el lugar se personó la dueña, momentos después, manifestando que tiene que hacer balance de lo que le falta.

 

Al detenido le constan 15 detenciones por hechos similares (delitos contra la propiedad).

 

Una vez finalizadas las diligencias que se instruyen, el detenido será puesto a disposición del Juzgado, en funciones de Guardia, de los de Salamanca.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: