Pierde la vida un guardia civil salmantino cuando practicaba salto base

El agente, Óscar Cacho, de 49 años, no estaba de servicio sino que se encontraba realizando esa actividad en su tiempo libre.

Un guardia civil ha muerto en la Punta Calva del Pico Mobisón Gran, en el término pirenaico de Plan (Huesca), cuando estaba practicando salto base, un deporte de riesgo. El agente, Óscar Cacho, de 49 años y natural de Salamanca, no estaba de servicio sino que se encontraba realizando esa actividad en su tiempo libre.

 

El GREIM de Boltaña ha recibido un aviso a las 21.45 horas de este jueves, cuando el saltador no había llegado a aterrizar en el punto previsto. Han acudido al lugar junto con personal del Área de Montaña de Jaca y de la Unidad Especial de la Jefatura de Montaña, iniciando la búsqueda del deportista, inicialmente sin éxito.

 

A primera hora de este 1 de junio se han unido al dispositivo de búsqueda la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061, localizando el cuerpo a las 7.00 horas. El Juzgado de Instrucción de Boltaña ha decretado el levantamiento del cadáver y su traslado al Hospital San Jorge de la capital oscense para realizar la autopsia.

 

Las causas del accidente se desconocen todavía y se están investigando, según han indicado desde la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca.

 

El fallecido no pertenecía a los Grupos de Rescate en Montaña de la Guardia Civil de Huesca, sino que estaba destinado en la Jefatura de Montaña de la Guardia Civil, órgano central que tiene su sede en Jaca (Huesca).