Piden 11 meses de cárcel para una mujer por dejar sola en casa y sin comer a su hija de 4 años

En un momento de la noche, la menor se despertó y salió a la terraza llorando y pidiendo ayuda, por lo que viandantes que la vieron llamaron a la Policía.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de una madre y su pareja sentimental por dejar de noche sola en casa a la hija de la mujer, de 4 años, en Oviedo. Las peticiones de pena son de 11 meses para la mujer y de 8 para el hombre. La vista oral está señalada este viernes, 24 de marzo, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, a las 10.30 horas.

 

En una nota, el Ministerio Fiscal sostiene que, en hora no determinada de la noche del 18 al 19 de agosto de 2014, la acusada, que convivía con su pareja sentimental, el otro acusado (si bien éste se encontraba ausente del domicilio en ese momento) y con su hija de 4 años, abandonó su casa de Oviedo, dejando durmiendo a la menor, con flagrante y consciente desprecio a las más elementales reglas de protección que un progenitor debe tener con un niño tan pequeño.

 

En un momento de la noche, la menor se despertó y salió a la terraza llorando y pidiendo ayuda, por lo que viandantes que la vieron llamaron a la Policía. Los agentes acudieron a la vivienda y auxiliaron a la niña y, ante el nerviosismo que presentaba y las molestias estomacales que refería, la trasladaron al Centro de Salud de La Lila, donde le dieron de comer, pues no había comido.

 

El 16 de noviembre de ese mismo año, la acusada había dejado a su hija menor bajo el cuidado del acusado mientras ella iba a trabajar y, alrededor de las 02.00 horas, el acusado abandonó el domicilio dejando a la niña sola, con flagrante desprecio a las más elementales reglas de protección.

 

La menor se encontraba a esa hora asomada a la ventana y tiritando de frío, por lo que un viandante que la vio llamó a la Policía, que con la ayuda de los Bomberos accedió a la vivienda por la ventana y abrió la puerta, a la que le faltaba la manilla interior, que había sido quitada por el acusado para que la menor no pudiera abrir la puerta. La manilla fue localizada por la Policía en el hueco del contador, en el exterior del domicilio.

 

La Consejería de Bienestar Social declaró el 24 de noviembre de 2014 a la menor en situación de desamparo y se asumió la tutela y guarda, con medida de alojamiento en centro de protección de menores.

 

La Fiscalía considera que la acusada es autora de un delito de abandono temporal de menor de edad y solicita para ella una pena de 11 meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Por su lado, al acusado lo considera autor de un delito de abandono de menor de edad y solicita una pena de 8 meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.
Además, pide el pago de las costas procesales a los acusados.