Persecución a toda velocidad por calles de Salamanca, disparos intimidatorios... dos detenidos y un huído

Policía Nacional

La Policía detiene a dos delincuentes, uno considerado peligroso, tras una tremenda persecución por las calles de Salamanca, que acabó con disparos intimidatorios ya fuera de casco urbano. Habían robado un coche y un tercer delincuente ha huido. 

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, con la colaboración de agentes de la Policía Local de Salamanca, han detenido a dos varones de 28 y 25 años, ambos con antecedentes, como presuntos autores de delitos de robo/hurto de uso de vehículo de motor, contra la seguridad vial y atentado y resistencia a agentes de la autoridad.

 

La detención que se practicó tras la persecución por parte de vehículos policiales de un vehículo robado en el que circulaban y que utilizaron para huir cuando una dotación policial pretendía su identificación.

 

El robo del coche se produjo pasadas las 2.30 horas de la pasada madrugada en la calle Nueva Zelanda. Tras notificar la sustracción a las dotaciones en servicio, fue detectado estacionado en la calle Alberto Durero con tres individuos en su interior, emprendiendo la huída al detectar la presencia policial, por lo que se inició su persecución en la Carretera de Ledesma, continuando por distintas vías y barrios de la ciudad, en los que circulaban sin respetar señal alguna de circulación, saltándose semáforos, por direcciones prohibidas, poniendo en grave peligro a otros conductores e incluso tratando de embestir al vehículo policial cuando pretendió interceptarles.

 

En el transcurso de la persecución, la Sala del 091 solicitó la colaboración de dotaciones de la Guardia Civil y de la Policía Local. La persecución se prolongó hasta la calle Henri Spaak, donde los tres ocupantes del vehículo lo abandonaron y huyeron a pié, saltando dos de ellos la valla de protección de la carretera Nacional 630.

 

DETENCIÓN DE DOS DE LOS OCUPANTES 

 

Durante la persecución a pie, agentes de la Policía Nacional lograron identificar a uno de los individuos, conocido delincuente peligroso y al que le constan 36 detenciones anteriores, realizando tres disparos intimidatorios por tratarse de una zona deshabitada, ante la peligrosidad que la huida y la persecución entrañaban para el varón perseguido y para los propios funcionarios, sin lograr que se detuviera, alcanzándole en la zona exterior del puente en la Glorieta de Europa, encima de la carretera SA20 de la Ronda Sur de Salamanca, oponiendo fuerte resistencia a la detención, incluso provocando el riesgo de precipitación por el puente.

 

Como consecuencia de la persecución y de la detención, tanto el detenido como un funcionario policial recibieron asistencia médica por erosiones y magulladuras.

 

La Guardia Civil detuvo a otro de los varones, cuando estaba escondido en la escalera de incendios de la trasera del hotel El Montalvo.

 

El tercero de los ocupantes no pudo ser localizado, continuándose la investigación para su identificación y detención.