Perfumerías Avenida vuelve tras batallar contra el virus y para enfrentar otra durísima guerra en la que necesita refuerzos
Cyl dots mini

Perfumerías Avenida vuelve tras batallar contra el virus y para enfrentar otra durísima guerra en la que necesita refuerzos

Plantel de Perfumerías Avenida

11 de las 12 componentes están disponibles, aunque es evidente que no en el mejor estado físico ante un partido fundamental ante Venezia en el que la fuerza y ánimo que pueda faltar en la pista debe aparecer desde la grada. 

No se puede dar nada y por sentado y menos en estos tiempos marcados por la pandemia del Covid 19 que nos frena y acelera la vida de un día para otro. Bien lo puede atestiguar Perfumerías Avenida que seguramente nunca pudo llegar a pensar que aquel aplazamiento del partido ante el Reyer Venezia, previsto para el 21 de diciembre, era el preludio de un larguísimo parón de casi un mes. Si aquel partido no se pudo jugar porque el coronavirus había entrado en el vestuario del equipo italiano, con el nuevo año donde se instaló el 'maldito bicho' fue en el del salmantino afectando a la mayoría de sus jugadoras que esta misma semana han ido saliendo de forma progresiva del obligado confinamiento y parón. 

 

Ocho de las componentes de Avenida han estado enfermas y sintomáticas, de hecho una de ellas aun no tiene una prueba negativa y no está todavía 'libre', y el resto del equipo absolutamente pendiente de cualquier atisbo de síntoma pese a las sucesivas pruebas negativas. Días y días sin entrenar y todas quietas en casa mientras se acumulaban otros tres aplazamientos y el club trabajaba para intentar cuadrar un calendario que obliga a jugar los duelos de Euroliga antes del 2 de febrero. 

 

El primero de los aplazados, precisamente ante el Reyer, se disputa este sábado -gracias a que Araski concedió posponer el de Liga-, apenas tres días después de que fueran llegando las primeras altas médicas y las azulonas pudieran regresar a la pista. No es arriesgado afirmar que ahora mismo el equipo no está en las mejores condiciones físicas para afrontar un partido tan importante -este, el del miércoles ante Praga y el duelo ante BLMA son posiblemente los más determinantes en esta fase-, y habrá que ver cómo afecta eso en el apartado mental.

 

El duelo ante Venezia es un partido que hay que ir a ganar pero en el que también habrá que medir al milímetro el estado físico de cada jugadora, porque lógicamente unas irán recuperado mejor que otras, así que si habitualmente Íñiguez explota las posibilidades de rotación seguro que este sábado toca apostar por esfuerzos cortos y cada jugadora también deberá controlar muy bien sus propias sensaciones

 

Dentro de todas las visicitudes e incógnitas que rodean ahora mismo al equipo salmantino hay algo bueno y es que este partido se juegue en Würzburg. Si normalmente Perfumerías Avenida encuentra en casa ese empujón que a veces falta, este sábado habría que apostar por intentar levantar en volandas al conjunto desde el minuto uno.

 

Lo deben hacer los algo más de 1.300 abonados que ahora mismo pueden acceder al pabellón salmantino porque no hay que olvidar que el deporte es la única faceta que tiene que soportar restricciones de aforo por el coronavirus y sólo pueden cubrirse el 50 por ciento de los asientos. Eso sí, si hay alguna discoteca que se anime a proyectar el partido ya se sabe que podría estar al cien por cien y a lo mejor se garantiza una buena entrada. 

 

El Reyer Venezia que se encontrará Avenida es un conjunto que llega al completo y que sabe que en Salamanca puede agotar las posibilidades de clasificación, aunque sea para la Eurocup. Penúltimo del grupo con tres victorias y siete derrotas, el pasado miércoles cedió en casa ante Riga, 54-62, pero no se puede olvidar que cuenta con jugadoras que ante un Avenida tan mermado pueden hacer daño como la más que conocida Astou Ndour, Yvonne Arderson, Thornton o la propia Petronyte. 

 

El choque se disputa este sábado 15 de enero a las 20.30 horas en Würzburg.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: