Perfumerías Avenida, un campeón de Copa con ángel

Avenida vuelve a ser campeón de Copa después de ganar en la gran final y en la prórroga a Rivas Ecópolis, 69-67, y con dos tiros libres que anotó Murphy a tres segundos del final. Otro título ganado al borde del infarto que confirma que Avenida es un club con ángel. 

FICHA DEL PARTIDO

 

69 PERFUMERÍAS AVENIDA (16+8+23+14+8): Leonor Rodríguez (4), Marija Rezan (6), Marta Fernández (13), Shay Murphy (18) y Angel Robinson (18) -cinco inicial-, Marta Fernández (13), Tamara Abalde (0), Mariona Ortiz (0), María Pina (4), Krystal Thomas (4). 

 

67 RIVAS ECÓPOLIS (9+16+16+20+6): Laura Nicholls (13), Gaby Ocete (2), Frida Eldebrink (24), Queralt Casas (2) y Louice Halvarsson (10) -cinco inicial-, Clara Bermejo (4), Jasmine Hassell (2), Rachel Allison (7), Vega Gimeno (3). 

 

ÁRBITROS Angel De Lucas De Lucas, Rafael Bey Silva y Asier Quintas.

 

INCIDENCIAS: Gran final de la Copa de la Reina. Partido disputado en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz. 

 

 

Perfumerías Avenida se plantó muy bien en el partido. Muy serio en defensa, intenso y con ayudas y también en ataque con acierto lo que le permitió ir ganando renta poco a poco. Incluso desaprovechaba alguna acción para que esa ventaja hubiera aumentado antes de que llegarán los primeros cinco minutos. En ese momento Rivas aun no había conseguido anotar hasta que lo hizo Allison, primera solución que buscó Hernández en su banquillo.

 

Después de un tiempo muerto de su banquillo mejoró algo Rivas en su trabajo atrás, imponiendo mucha más dureza pero Avenida seguía dominando y aumentando su renta que estuvo por encima de los diez puntos, 13-2. En ese momento arriesgó demasiado el equipo salmantino buscando pases a sus interiores complicados que le tuvieron varias acciones sin anotar y eso permitió que Rivas, con un triple sobre la bocina de fin de cuarto de Eldebrink se fuera con una desventaja que para lo que había sucedido podía dejarle más que satisfecho, 16-9.  

 

Empezó anotando Bermejo tras reanudarse el juego y ese momento sucedió un lance que cambió un poco la dinámica del duelo. Xargay cayó en una acción frente a Halvarsson en la que se hizo daño y tuvo que abandonar la pista durante unos minutos. Una ausencia que siempre se nota y más en un momento en el que ya de manera definitiva las defensas se imponían a los ataques y en que costaba mucho anotar. Rivas se puso a tiro de dos pero volvió a pegar otro estirón Avenida aprovechando un par de buenas acciones de Robinson bajo el aro, 24-17. Faltaban dos minutos para el descanso y solicitó tiempo muerto Hernández. Le salió bien.

 

Avenida se quedó atascado en los 24 puntos y Rivas, de manos de Nicholls, volvió a anotar otro triple sobre la bocina y así consiguió marcharse al descanso uno arriba, 24-25.

 

A ritmo de triple acabó Rivas el primer tiempo y así comenzó la segunda mitad con dos consecutivos  a los que respondió Avenida con un triple de Robinson. Los dos equipos habían soltado los nervios, seguían los contactos constantes y la tensión en aumento. Un punto arriba, uno abajo, y así durante sucesivos minutos sin que ninguno de los dos lograra romper la igualdad.

 

Robinson, enorme su partido y el ángel que protegió al equipo durante parte del mismo, sostenía en ataque a Avenida y Eldebrink lo hacía con Rivas. A dos del final del cuarto apareció Murphy, durante muchos minutos sin tirar a canasta, para anotar un triple y acto seguido Marta Fernández sumó dos más con una de sus entradas, 45-41 y tiempo muerto de Hernández. Robinson, el ángel de Avenida, aumentó un poco más esa renta y así con 47-41 llegó el momento de afrontar los diez minutos definitivos. 

 

Con ocho arriba afrontó el equipo los últimos ocho minutos. Una ventaja que había que intentar consolidar, una ventaja que no había que perder como la del primer cuarto. Rivas ya miraba directamente a Eldebrink y al empuje de Nicholls. 

 

Muy celebrado un triple de Marta Fernández que llevó diez arriba a Avenida, un auténtico botín a esas alturas. Y no quiso entrar uno de Murphy un poco después pero la norteamericana se guardó un 'as' en la manga, esperó como distraída a su par y la robó el balón para anotar y poner un 56-46 a 5'22" del final. 

 

El peligro a esas alturas para Avenida venía desde la línea de personal. En bonus la escuadra salmantina, en Rivas se buscaban los contactos para intentar ir enjugando renta desde el tiro libre, 56-49 a 3'40".

 

La ventaja de diez se vio reducida a la mitad y Lapeña paró el partido a 2'50" pero Eldebrink le puso más salsa con un triple que situó un 56-54 y a esto respondió Marta Fernández con otro triple. A minuto y medio y tras tiros libres, tres ventaja para Avenida y una bandeja que se le sale a Fernández -de haberle entrado probablemente habría entrado por la pugna del MVP-. Nicholls anotó y sacó falta para emparejar el duelo, 59-58 con 1'15" por disputar. ¿De qué sonaba un final así?

 

A más de uno se le vino a la memoria Le'Coe Willingham y aquel final de Liga y más cuando el destino quiso que tras triple de Eldebrink, 61-61, y a cinco segundos del final Krystal  Thomas tuviera que ir al tiro libre. Mucho menos segura, y seguro que mucho menos tranquila que Le'Coe, Thomas erró ambos lanzamientos y la final se vio abocada a la prórroga. 

 

Y la emoción ya se desató en ese tramo final. Primeros golpes de Rivas, respuesta de Avenida, triple de uno, triple del otro, jugadoras al tiro libre para acabar, como no podía ser de otra forma, de nuevo abocados a un desenlace no apto para cardíacos. Un desenlace que a cinco del final, con empate y tras una buena defensa, Avenida recuperarar un balón y Murphy fuera objeto de falta. Dos segundos por jugar y la americana al tiro libre. Ella desde ahí es un seguro y desde ahí puso dos arriba a Avenida y sentenció el partido, la final pese al lanzamiento postrero de Rivas y confirmó así que Avenida es un club campeón. Un campeón con ángel. 

 

 

Perfumerías Avenida, campeón de la Copa de la Reina con su capitana al frente (Fotos: T. Sánchez)
Ver album