Perfumerías Avenida tira de fondo de armario ante la revelación

Salvadores tira y anota de tres ante la mirada de compañeras y rivales (Foto: De la Peña)
Ver album

Perfumerías Avenida gana su tercer partido en seis días sin admitir duda, 70-51. Dominio de principio a fin ante Lacturale Araski sin necesidad de realizar un partido brillante pero sí repartiendo minutos que es lo que se necesita ante semejante ritmo. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (22+9+21+18): Adaora Elonu (2), Erika De Souza (8), Laura Gil (2), Erica Wheeler (9), Chrissy Givens (2) -cinco inicial-, Silvia Domínguez (2), Jelena Milovanovic (11), Carmen Miloglav (2), Ángela Salvadores (11), Gabriela Marginean (4), Laura Quevedo (9). 

 

LACTURALE ARASKI (6+12+15+18) M. Tudanca (0), R. Silva (4), M. Roundtree (11), M. Liñeira (9), V. Gidden (16) -cinco inicial-, L. Velasco (0), I. Etxarri (4), A. Agirre (3), A. Aldalur (4)

 

ÁRBITROS: Martínez Prado y Marcos Gómez. Eliminaron por cinco faltas personales a Erika De Souza. 

 

INCIDENCIAS: Jornada 10 de Liga Femenina, partido disputado en el pabellón de Würzburg. 

En pista el líder de la Liga y la indiscutible revelación. Uno con la intención de consolidar su primer puesto, el otro sabiendo que en Würzburg cualquier ocasión es de oro y que ya tienen más de media temporada hecha gracias a sus buenos resultados. Por eso no cabía duda de cuál iba a ser su planteamiento, jugar a tumba abierta, y por eso no cabía otra respuesta que tratar de ser contundente.

 

Con semejante carta de presentación el partido prometía ser disputado y, sobre todo, atractivo para los aficionados y así fue la puesta en escena. Vanessa Gidden, en su vuelta al pabellón salmantino, abrió el marcador y la respuesta se la dio De Souza. Titular la brasileña sobre todo con la idea de atar el rebote junto a Gil y también en el quinteto Erica Wheeler a la que toca mayor protagonismo en Liga y que tuvo buenos minutos en producción ofensiva, aunque no tanto en dirección y en el control de un puro nervio como Roselis Silva.

 

Araski buscaba lanzar a canasta rápido, intentando que la defensa de Avenida no le agobiara. No acertaba y Avenida dominaba el rebote para salir al contraataque. Sin gozar de una transición fluidísima el equipo azul iba abriendo brecha y esta vez esa progresión no le frenaban las rotaciones que empezaron a funcionar a los cinco minutos. 

 

Y es que si en el fondo de armario hay jugadoras como Marginean, Salvadores, Miloglav y, sobre todo como Silvia Domínguez o Jelena Milovanovic la garantía es plena y un triple de la serbia llevó la renta al +10, que al final del cuarto era de +16 tras cuatro puntos seguidos de Salvadores. 

 

 

La ventaja era clara para el equipo salmantino al que sin embargo le faltaba fluidez en su ataque posicional, sobre todo porque al equipo carecía de claridad en la dirección que asumía Wheeler. Empezaba a atacar tarde y eso llevaba al error y a que Araski lograra un 0-5. Aun así cualquier amago de reacción lo cortó Salvadores con un triple. Puso más artillería sobre el campo Ortega dando entrada a Elonu, dos puntos nada más entrar, y Givens, un paso más en defensa, pero ni por eso el ataque de Avenida acabó de carburar bien en un cuarto en el que el equipo salmantino se quedó con nueve puntos anotados y una ventaja al desdcanso de +13. 

 

 

Seis puntos de Elonu parecieron meter al equipo en harina en la reanudación. Al tres pero casi siempre cerca del aro la nigeriana sigue siendo el martillo pilón que pone las buenas rachas ofensivas pero le faltaba compañía y atrás varios errores facilitaban contraataques fáciles para Araski que, con carácter, devolvía el parcial. Por eso Ortega paró el partido porque había ventaja suficiente pero el rival dejaba claro que no iba a desaprovechar errores. 

 

Toque de atención, o llamada a la concentración, y tres triples para devolver la tranquilidad -Milovanovic, Salvadores y Quevedo-. Las dos jóvenes han intentado aprovechar sus minutos que han coincidido con la ruptura definitiva del choque cuyo último cuarto ha sido de trámite, con demasiados tiros libres porque apenas se permitía contacto.

 

Una victoria más. Que no, no fue espectacular ni tan si quiera brillante en un partido trabado, con errores pese a los cuales la superioridad de Avenida fue clara desde el segundo uno y nunca hubo sensación de peligro. Pero quizás lo importante en partidos como estos es que el equipo no tenga más desgaste del necesario y pueda dar descanso a sus piezas fundamentales -Elonu, Milovanovic, Givens o Silvia Domínguez-, rodaje a las nuevas y minutos a jugadoras como Salvadores y Quevedo. Los tuvieron y con más o menos acierto pero echando el resto, los aprovecharon. Y eso es lo bueno de tener fondo de armario. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: