Perfumerías Avenida también tiene suficiente en Liga con la fórmula diésel

Wheeler, máxima anotadora, se dispone a tirar

Perfumerías Avenida suma y sigue en Liga. Cumple con lo que debe en una pista de un peleón Campus Promete (61-79) que aguantó algo más de dos cuartos ante un equipo salmantino que fue 'in crecendo' durante el partido. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

61 CAMPUS PROMETE (14+20+14+11): J. Molina (3), N. Romeo (15), L. Herrera (5), R. Parks (13), L. Knight (6) -cinco inicial-, A. Stewart (6), A. Begic (2), P. Estebas (8), M. España (3), U. Diallo (0)

 

79 PERFUMERÍAS AVENIDA (20+25+16+20): Erika Wheeler (22), Krisi Givens (8), Gabriela Marginean (3), Adaora Elonu (5), Laura Gil (10) -cinco inicial-, Silvia Domínguez (12), Jelena Milovanovic (13), Laura Quevedo (1), Tijana Krivacevic (5), Ángela Salvadores (0).

 

ARBITROS: Eva Areste y Antonio Manuel Zamora

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 8 disputado en el Polideportivo Lobete

Los primeros síntomas de Perfumerías Avenida en su visita al Polideportivo Lobete auguraban que no sería un partido turbo el del equipo salmantino sino que circularía con marcha diesel. De hecho durante todo el primer tiempo solo dos jugadores, Givens y Gil, a las que posteriormente se unió Wheeler, dieron muestra de estar metidas al cien por cien en el juego mientras que otras no pudieron entrar en ningún momento. A algunas, como Milovanovic y Domínguez, Ortega las usó menos de lo habitual pero en el momento definitivo ahí estuvieron.

 

Era el caso de Marginean que primero se tuvo que retirar tras sufrir un golpe y a mediados del segundo cuarto cuando había vuelto a pista se tuvo que marchar con tres faltas. Tampoco era el partido de Milovanovic cuyos lanzamientos no entraban o varias compañeras más. 

 

El problema para el equipo salmantino, como sucedió en Gernika, es que no había claridad de ideas en ataque ante un rival, el CD Promete, que llegaba como tercer mejor defensor del campeonato y se aplicó atrás pese a tener problemas ante la defensa presionante de Avenida que le hacía sufrir para llegar su ataque al otro campo.

 

Aunque Avenida tenía problemas en el ataque estático, el control del rebote y varios robos le permitían anotar en transición para mantenerse por delante durante todo el primer cuarto. Hubo un primer intento de estirón con 9-15 a favor visitante y se mantuvo esa ventaja hasta el final del cuarto, 14-20, pese a que se percibió que Promete subía su intensidad con la entrada de Stewart y Estebas en pista. 

 

No renunció Campus Promete a sus opciones en el partido y durante los primeros minutos del segundo cuarto Avenida no encontraba soluciones mientras su ventaja menguaba. Un parcial de 5-0 a favor del equipo riojano encendió la primera alarma que provocó que Ortega soliciatara tiempo muerto y poco después un triple igualaba el choque, 22-22. 

 

Sin alarmismos pero era el momento de levantar el pie del freno y, como es habitual, se hizo desde el trabajo defensivo encarnado principalmente en Wheeler y Givens cuya presión a la jugadora que subía el balón se volvió asfixiante hasta sumar varias pérdidas. Empezaron a entrar los tiros lejanos y un triple de Marginean ponía el +10 a favor del equipo salmantino. Una renta gracias a un parcial 5-14 con la que se alcanzó el descanso, cómoda pero no suficiente aun. 

 

 

Tónica similar en la reanudación, sin romper el partido Avenida y sin rendirse Promete que de hecho ganó el cuarto. Cada arreón local tras varios ataques errados de Avenida, era bien respondido con un par de robos y canastas relativamente cómodas. Ahí brillaba Wheeler, a la que sentó en los últimos minutos del cuarto Ortega. Precisamente Silvia Domínguez, que entró por ella, en ese tiempo hizo sus primeros cuatro puntos tras sendos robos de balón y con ellos todo quedó en 50-59 para afrontar la recta final. 

 

Jelena Milovanovic fue la encargada de romper definitivamente el duelo con dos triples de manera consecutiva y ahí ya, con el +15 a favor, el partido ya fue claramente de color azul. Era cuestión de que pasaran los minutos porque Promete ya no encontraba recursos para hacer frente a Avenida que cerró el duelo con comodidad. 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas