Perfumerías Avenida supera la primera estación sin necesidad de exprimirse

Primer punto (69-45) de la serie semifinal para Perfumerías Avenida que no necesitó pasar de velocidad diesel para superar a un correoso pero inferior Ferrol en un partido jugado a marcador bajo, 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

69 PERFUMERÍAS AVENIDA (17+16+19+17): Silvia Domínguez (7), Jelena Milovanovic (10), Erika De Souza (8), Alana Beard (6), Chrissy Givens (20) -cinco inicial-, Adaora Elonu (10), Laura Quevedo (2), Laura Gil (4), Ángela Salvadores (2), Gabriela Marginean (0), Carmen Miloglav (0). 

 

45 STAR CENTER UNI FERROL (8+11+18+8): Ana Suárez (6), Ana Calvo (10), Bea Sánchez (11), María Araujo (3), Shacobia Barbee (12) -cinco inicial-, Vilma Kesanen (0), Patricia Cabrera (3), Laquinta Jefferson (0), Carmen Fernández (0), Paula Cuiña (0). 

 

ÁRBITROS: Carlos Javier García León y Javier Torres Sánchez. Eliminaron por cinco faltas personales a la visitante Jefferson. 

 

INCIDENCIAS: Primer partido de la semifinal de la Liga Femenina disutado en el pabellón de Würzburg. 

Perfumerías Avenida ya tiene el primer paso dado hacia la final. Tenía que ganar y lo hizo en Würzburg ante un Uni Ferrol, correoso que nunca renunció a pelear pese a ir casi siempre con claridad por debajo en el marcador y que tuvo incluso la capacidad de sobreponerse al esfuerzo que acumula. Un adversario que avisó de que en su casa, con su afición ya de por si ruidosa en el pabellón salmantino, no pondrá fácil que las charras den el segundo paso que necesitan. Avenida ganó porque su defensa le permitió atacar más cómodo durante algunas fases en las que sentenció. 

 

La mejor forma de sacudirse la presión después de días sin competir, cuando precisamente a lo que se está acostumbrado es a jugársela cada dos días, es dar con un partido exigente desde el minuto uno y Perfumerías Avenida se lo encontró porque empezó bien, con triple de Silvia Domínguez, pero se encontró con un Ferrol respondón. El equipo gallego comenzó atacando rápido, aprovechando visión de juego y asistencias de Suárez, y con acierto para responder a los puntos que también iba anotando Avenida.

 

El equipo salmantino se encontraba en ese arranque de partido con la principal dificultad de no encontrar buenas posiciones interiores desde las que hacer daño anotando o al rebote ofensivo. Sobre el papel jugar por dentro era una de las bazas a favor del equipo salmantino pero la defensa bien cerrada de Ferrol -con dos pívots que saben jugar duro-, lo impedía. 

 

Lo que sí iba ajustando poco a poco el equipo salmantino era su defensa, con Beard como punta de lanza recuperando tres balones en el primer cuarto, para realizar transiciones más rápidas con las que consiguió anotar más fácil y una primera ventaja que obligaba a Lino López a pedir su primer tiempo muerto a un minuto del final del parcial que acabó tal cual, 17-8.

 

Avenida quería, le venía bien, un partido de desgaste. Con lo que lleva en las piernas Ferrol tras el play off de cuartos y pensando en la serie cuanto más cansancio acumulado mejor y esos ocho puntos encajados al final del primer cuarto eran buen indicio. La diferencia continuó ampliándose con un 0-5 nada más iniciarse el segundo cuarto en el que se percibían ya síntomas evidentes de cansancio en las filas gallegas así que la lógica se imponía y Avenida presionaba aun más en su salidas de fondo para meterse en +15 a seis minutos del descanso, 25-10. 

 

Sin ser un buen partido ofensivo del equipo salmantino, que sumaba pérdidas en pases arriesgados a la zona, los puntos encajados dejaban bien a las claras su arma para sacarlo adelante. Con quince puntos encajados en 18 minutos es imposible perder por más que 31 anotados en ese mismo tiempo para un equipo como Avenida no sea un bagaje notable. Con 33-19 a favor del Avenida se llegó al descanso, ventaja cómoda y la sensación de estar con medio freno de mano echado. 

 

El quinteto inicial después de recibir un último mensaje de Ortega (Foto: Chema Díez)

 

Con rebote ofensivo y canasta de Erika De Souza se reanudó el partido y Ferrol repitió el guión del primer tiempo con triple de Calvo. Aviso para no despistarse así que las locales robaron dos balones de manera consecutiva para no dar ni un hálito de esperanza a su rival. Aun así Ortega quería más que el +19 y paró el partido tras dos faltas en ataque a su equipo. Ni un regalo, ni un respiro.

 

Y es que Ferrol no es equipo que vaya a perder la fe en esta serie porque en ella no tiene nada que perder así que sostenido por la raza de Bea Sánchez y su defensa zonal pegó un arreón y redujo la diferencia hasta un umbral que podía resultar incómodo para Avenida, 45-33, sobre todo porque el equipo salmantino parecía querer sentenciar más rápido de lo que necesitaba. Una canasta sobre la bocina de Givens, que durante esos momentos se echó el equipo a su espalda, permitió afrontar el último parcial con 14 puntos de renta.

 

Elonu y Ana Suárez corren en pos de un balón suelto  (Foto: Foto: Chema Díez)

 

La alero, que había acabado con seis puntos el primer tiempo, más centrada en su trabajo de defensa, entró en el último cuarto anotando desde 6,75 para ampliar ese hueco que a esas alturas ya sí parecía insalvable para las de Ferrol. Por primera vez Avenida estaba por encima de los veinte de ventaja y seguía dando la impresión de andar a medio gas

 

El duelo estaba sentenciado y llegó el momento de exprimir todo el fondo de banquillo para ahorrar esfuerzos, en uno y otro lado, porque el martes toca la segunda batalla. 

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Fmf 15/04/2017 08:42 #2
No hay que menospreciar al equipo contrario que viene de jugar desde el día uno de abril hasta ayer 5 partidos seguidos y con viajes largos. Mientras el Avenida 20 días preparando el encuentro y descansado. Me gustó el Uniferrol.com.
Aficionado 15/04/2017 00:24 #1
Lo peor del partido, la peña la ranita. Por favor quitenle el megáfono a la niña y a ese hombre. Que pesado, una cosa es animar y otra no parar de hablar. Ganamos de 20 puntos y no dejaba al equipo contrario no tirar los tiros libres. Hay que tener más respeto por el contrario. Y encima se pone a cantar villancicos. Inapropiado, pesado e irrespetuoso con el contrario.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: