Perfumerías Avenida sufre su particular atasco en Estambul y cae ante Fenerbahçe

Givens, jugadora de Perfumerías Avenida

Perfumerías Avenida cae en su primera salida en Euroliga ante Fenerbahçe (68-56) en un partido marcado por su atasco ofensivo ante la defensa zonal durante el primer tiempo. Remó para igualar el partido y demostró que no es peor, ni mucho menos que su rival, pero acabó pagando el esfuerzo y sus errores. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FENERBAHÇE (17+16+12+23): A. Cora (14), K. Vaughn 811), K. Plum (2), A. Verameyenka (13), A. Dabovic (10) -cinco inicial-, P. Bilgic (4), B. Vardali (2), T. Canitez (0), T. Senyurek (10), A. Powers (2). 

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (9+8+25+14): Silvia Domínguez (3), Chrissy Givens (7), Adaoora Elonu (19), Laura Nicholls (0), Angel Robinson (13) -cinco inicial-, Laura Quevedo (3), María Asurmendi (3), Fariyha Abdi (0), Erika De Souza (0), Dandra Moss (8). 

 

ÁRBITROS: Andrei Sropa (BLR), Alakbar masanov (AZE) y Jelena Smiljania (SER). Eliminaron por cinco faltas personales a Adaora Elonu. 

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Metro Energy Sport Hall correspondiente a la quinta jornada de la Euroliga femenina. 

Hay encuentros en los que te ganan porque el rival es mejor y hay otros en los que las facilidades que tu ofreces facilitan el trabajo al adversario. Si es inferior a ti a lo mejor hay suerte y con toques de calidad puedes salvar la papeleta pero cuando el nivel es parejo es ofrecer demasiada ventaja y las posiblidades de 'palmar' se multiplican. Eso es lo que hizo Perfumerías Avenida ante Fenerbahçe en primer encuentro a domicilio de la presente edición de la Euroliga. Un partido que, sobre todo en la primera mitad, recordó demasiado a las primeras salidas del equipo salmantino en la pasada edición de la Euroliga en la que a base de acumular errores acaba descentrándose, pareciendo una sombra de si mismo.

 

Este Fenerbahçe actual no tiene las jugadoras de calidad excelsa de anteriores temporadas -al menos por ahora-, pero sí una idea muy clara de juego. Muchas 'abejas' obreras que aprovechan el trabajo en defensa para sacar rédito en ataque. Avenida debía esperar un planteamiento defensivo duro y con eso se encontró, en particular con una zona que se le atragantó sobremanera y que o supo leer cuando varió a indivual, y es que la falta de una auténtica especialista exterior se está convirtiendo en una pista para los rivales.

 

Defensas cerradas y a esperar el fallo que cuando se produce provoca una serie de situaciones en cadena que perjudican a Avenida. Tiro errado -los porcentajes en esa primera mitad fueron de 7 de 19 en tiros de dos y ¡1 de 14! en triples en esos primeros 20 minutos-, posibilidad de contraataque y canasta fácil. 

 

Así fue como se despegó Fenerbahçe que aprovechó también varias pérdidas con las defensoras muy atentas a las líneas de pase. Ni el primer tiempo de Ortega, a tres minutos de empezar, ni el segundo ya en el segundo parcial sirvieron como solución. Vaungh llevó a su equipo a la máxima al final del primer parcial, 17-9, y en el segundo parcial cuando se acercó Avenida después de dos canastas de Elonu y Robinson, 23-15, apareció el acierto triple de las locales con dos consecutivos que al descanso ya doblaban a un Avenida, 33-17. Y todo con la escuadra azul sumando tres rebotes más y hasta doce capturas en ataque y es que la realidad es que aparentemente Fenerbahçe no es superior, simplemente supo a qué jugar. 

 

Y volvemos a la edición de 2016. Como sucedió en varios partidos entonces, el Perfumerías Avenida que regresó a la pista pareció otro. Más centrado atrás, con más paciencia en ataque y encontrando la 'mano caliente' que en ese momento tenía Adaora Elonu.

 

Punto a punto también aparecieron los triples, uno de Elonu y otro de Quevedo y el equipo salmantino a dos puntos después de cuatro puntos seguidos de Moss, 37-35. Increíble pero es lo que tiene jugar a ser Avenida. La norteamericana entró en su mejor racha anotadora desde que ha llegado a Salamanca y ahora los triples de Senyurek encontraban respuesta así que entrar tres abajo en el último parcial era la mejor de las noticias, 45-42. 

 

Un triple de Asurmendi abrió el último parcial para empatar el partido aunque ni con el acierto en estos últimos lanzamientos de las azules se bajaba Fenerbahçe del caballo de la zona esperando el fallo que se produjo para mantenerse entre cuatro y seis puntos arriba. Eso lo podía sobrellevar Avenida, entra dentro de la lógica, pero el duelo se desequilibró realmente con un par de pérdidas de Moss y una técnica a Robinson -oportunamente señalada por los colegiados-, que permitieron a Fenerbahçe irse nueve arriba a cuatro minutos para el final,  58-49.

 

No bajó los brazos el equipo salmantino, esa es su gran virtud, pero ya se había exprimido al límite y levantar una situación así en Fenerbahçe es imposible, por el rival y por todo lo que le rodea. De sobra lo sabe Avenida, como de sobra sabe que este partido no se escapó al final sino que se le fue al principio.