Perfumerías Avenida se apunta la primera empequeñeciendo a su rival

Quevedo penetra al aro durante el estreno en Euroliga de Avenida (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida suma su primera victoria en la Euroliga 2018 con comodidad, superando a un BLMA al que dejó en pobres números, 64-34. El equipo salmantino, lejos aun de la mejor versión ofensiva, se sabe apoyar en su defensa. 

 

FICHA TÉCNICA

 

64 PERFUMERÍAS AVENIDA (20+10+16+18): Angelica Robinson (7), Adaora Elonu (16), Silvia Domínguez (3), Erika De Souza (6), Krisi Givens (6) -cinco incial-, Laura Nicholls (5), Laura Quevedo (4), María Asurmendi (3), Farhiya Abdi (6), Dandra Moss (8). 

 

34 BLMA (8+8+5+13): Giorgia Sottana (1), Ewelina Kobryn (8), Courtney Hurt  (14), Romy Bar (2), Romane Bernies (2) -cinco inicial-,  Omella Bankole (5), Lara Ferranet (2), Rachel Alcoverro (0)Assitan Kone (0), Ines Sequeira (0).

 

ÁRBITROS: Sebastien Clivaz (SUI), Haydn Jones (GBR) y Sonia Teixeira (POR). 

 

INCIDENCIAS: Primera jornada de la Edición 2018 de la Euroliga Femenina. Partido disputado en el pabellón de Würzburg. 

Perfumerías Avenida ganó sin excesivas dificultades su primer encuentro de la Euroliga. Sobre el papel de hecho podía ser uno de los encuentros más asequibles de cuantos se verán en Würzburg en esta edición de la Euroliga y el equipo salmantino no desaprovechó la oportunidad de sumar a favor. Lo hizo sin que se pueda hablar de un gran partido porque en ataque no lo fue, con demasiadas pérdidas y errores porque se nota que falta más rodaje, pero sí en defensa se dio otra vez un gran rendimiento, dejando a BLMA en paupérrimos dígitos.

 

La experiencia previa en la Euroliga ha permitido aprender que cuando te enfrentas a un equipo francés hay algo seguro y es que te vas a enfrentar a un encuentro de gran exigencia física. Ha habido temporadas en las que en esa guerra Avenida partía con desventaja en ese aspecto y debía buscar otros puntos fuertes que explotar pero esta campaña poderío físico hay que sobra en el equipo salmantino y sólo hace falta ver el quinteto con el que arrancó la competición. Por primera vez de incio Robinson en Würzburg y junto a Erika por dentro, dejando el exterior para Elonu, Givens y Silvia Domínguez. Mucha presencia de jugadoras en la zona y cierto desconcierto en los minutos iniciales en los que se percibió que hace falta más rodaje para que adaptarse a jugar con dos grandes que asumen tanto por dentro. Tampoco ayudó el criterio arbitral, normalmente más permisivo en Europa, y que en este encuentro varió hacia un rosario de faltas en los primeros minutos.

 

Elonu, creando problemas con sus cortes hacia el aro, puso los primeros puntos ante un BLMA en el que los primeros lanzamientos de Bar no encontraban aro. Sin conseguir dar continuidad al juego por las continuas faltas, Avenida cogía una primera ventaja antes de que el técnico visitante parara el partido, 7-2, después de cinco minutos de juego. 

 

El equipo francés encontraba problemas para encontrar tiros cómodos aunque de vez en cuando encontraba a Kobryn en la zona mientras en el ataque de Avenida entraban los primeros lanzamientos exteriores, dos triples consecutivos de Asurmendi y Moss que permitían al equipo salmantino doblar a su rival en el luminoso cuando el primer cuarto llegaba a su final. Ortega había rotado a todas sus jugadoras -unicamente restaba Abdi por saltar a la pista-, y así podía mantener la intensidad, 20-8.

 

No es que Avenida diera una sensación de superioridad aplastante pero sí se percibía una diferencia en ambas zonas y es que si BLMA tenía problemas para sumar era por los problemas que le ponía la defensa de su rival, mientras que el equipo salmantino sufría apagones en su producción ofensiva más por errores propios -tiros cómodos que no entraban o pases arriesgados que conllevaban pérdida-, que por atascarse ante la defensa rival. Por eso Ortega paró el partido, 26-15, tratando de evitar que esas pérdidas favorecieran contraataques fáciles a BLMA que le permitieran acercarse. 

 

Defensa de Asurmendi sobre Bernies (Foto: Teresa Sánchez)

 

Sin ser un partido para presumir de ataque, Avenida parecía tener claro que donde debía ganar era atrás y dejar en 16 puntos al descanso a un rival que en la fase previa realizó anotaciones elevadas era el camino para llevarse el encuentro. Los porcentajes de tiro del equipo galo era muy pobres como para pensar en una gran reacción y es que en general no era un día para presumir de ataques. 

 

Para encontrar a una jugadora realmente inspirada tocaba mirar a Elonu, rapidísima y efectiva -por otro lado como casi siempre-. La 'ninja' de Avenida estrenaba el marcador en el segundo tiempo antes de que Silvia Domínguez anotara un triple sobre la bocina con el que las locales adquirían la máxima hasta entonces, 37-18, que siguió aumentando hasta que el técnico visitante se vio obligado a parar el partido por se veía venir la ola grande. De nuevo muy buenos minutos de Laura Quevedo, una jugadora de las que se ha sabido 'currar' su tiempo en pista y además lo aprovecha para sumar y no sólo cuando anota sino que cada vez tiene más presencia en otros imponderables como defensa y rebote. 

 

Cinco puntos anotó BLMA que seguía sin alcanzar el doble dígito en ningún parcial así que por más que el ataque de Avenida tarmpoco acabara de tener fluidez el ganador estaba decidido con un cuarto por disputar. Importante en todo caso no perder la ventaja, mantener una diferencia que ahora puede parecer más o menos irrelevante pero que a la larga puede no serlo si hay igualdad en el grupo. La primera, en la que no se podía fallar, ya está en el saco de Avenida que sabe que lo que viene por delante es otra historia.