Perfumerías Avenida se aplica para por fin darse la alegría de sumar a domicilio

Givens, sacó su garra en momentos fundamentales del encuentro (Foto: CB Avenida)

Perfumerías Avenida por fin sonríe fuera de casa. El equipo salmantino superó a Polkowice, 71-75, en un encuentro ajustado pero que supo manejar con inteligencia de principio a fin. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

71 CCC POLKOWICE (18+14+23+16): V. Musina (7), M. Leciejewska (2), I. Harrison (21), J. Faulkner (17), R. Musina (2) -cinco inicial-, M. Ortiz (4), E. Gala, M. Rezan (18).

 

75 PERFUMERÍAS AVENIDA (21+21+16+17): S. Domínguez (12), C. Givens (13), G. Marginean (7), A. Elonu (17) y E. De Souza (0) -cinco inicial-, J. Milovanovic (15), L. Gil (8),  A. Salvadores (3). 

 

ÁRBITROS: Milan Nedovic, Zdenko Tomasovic, Per-Kristian Larsen. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada undécima de la Euroliga femenina disputado en el Sport Hall Polkowice. 

Polkowice y Perfumerías Avenida se tantearon en el inicio del encuentro como lo hacen los púgiles que no tienen muy claro cómo es el estado real de su rival. Muchas ganas de correr por parte de ambos, de evitar toparse con las defensas y, por lo tanto, también demasiada precipitación y fallos en el tiro que provocaron que con el equipo polaco al frente en el marcador los primeros cinco minutos transcurrieran sin apenas puntos. Un 6-6 después de dos tiros libres de Marginean de cuya mano también Avenida cogió su primera pequeña renta, 6-11.

 

Movió el banquillo el entrenador local dando entrada a Mariona Ortiz, aunque la dirección siguió en manos de Faulkner, y a Marija Rezan. Con la croata en la pintura ganó presencia Polkowice y también rebote para correr y lograr un parcial de 5-0 con el que empató el duelo y provocó el tiempo muerto de Ortega.

 

Un parón al que respondió bien Avenida con dos triples de manera consecutiva de Milovanovic y un 2+1 de Elonu que le daban al equipo salmantino su máxima ventaja, 11-19, aunque no la pudo conservar porque Faulkner tiró de juego individual con acierto para igualar la situación al final del cuarto, 18-21.

 

Aun con los fallos y las precipitaciones, lo que sí se veía era un Avenida más a gusto que en otros encuentros a domicilio. Con la idea más clara de lo que debía hacer ante un rival que si dejaba pasar segundos en su ataque se enredaba en la defensa de la escuadra salmantina. Su mejor solución, Harrison pero cuando no la encontraban llegaban las pérdidas y los robos para Avenida que corría y que encontraba a jugadoras valientes para finalizar esas acciones. Muy bien Gil, soberbia Givens y eficaces el resto para abrir de nuevo brecha, 28-37, antes de un nuevo tiempo muerto local.

 

Seis puntos de Givens en esos dos últimos minutos del cuarto antes del descanso permitieron a Avenida ir a darse un respiro con su máxima renta, 32-42. Se había cogido el buen camino pero faltaba llegar a la meta. 

 

Y eso en Euroliga nunca es fácil. Dos triples, Faulkner y Musina, consecutivos metieron a Polkowice de nuevo en partido tras la reanudación en la que a Avenida le faltaba calma para gestionar su renta. Las locales se ponía a dos puntos antes de que Ortega parara el partido con apenas tres minutos disputados. Reapareció la defensa, el primer tiro -triple de Silvia-, entró y Avenida regresó al partido con un parcial de 0-7. 

 

Era un partido de arreones, por parte de uno y otro equipo y así se mantuvo. Polkowice apoyado en Faulkner y Harrison, que hacia daño al rebote y también sacando faltas, regresó de nuevo a la lucha que quedó totalmente abierta con diez minutos por disputarse, 55-58. 

 

Era  el momento de sacar la mejor versión, quizá no tanto por juego pero sí por inteligencia. Polkowice llevaba muchos minutos a remolque y jugar con ello era fundamental aun cuando se llegaron a poner a uno nada más abrir el cuarto. Elonu anotó para mantener por encima a Avenida que comenzó a jugar con el reloj. Calma en el ataque y agresividad atrás con Givens apareciendo por todos los lados. Un triple de Milovanovic puso el +10 para un Avenida que rozaba el partido a 4'14" pero que se fio demasiado. Apretó Polkowice atrás y se puso a cuatro.

 

Y ahí apareció la jugadora que si no existiera habría que inventar. Silvia Domínguez anotó un triple que le insufló al equipo el aliento necesario para rematar el duelo que hubo que sufrir hasta el bocinazo final porque Rezan se empeñó en los últimos segundos en ponerle la incógnita. Gil y Silvia Domínguez desde el tiro libre pusieron el broche. Por fin se ganó fuera de casa, se pueden seguir haciendo cábalas. 

Noticias relacionadas

Comentarios

el charro 01/02/2017 20:53 #1
bravo chicas

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: