Perfumerías Avenida reitera el error de desaparecer durante un cuarto en Euroliga

Marginean y Gil

El acierto de Hatay desde 6,75 en el tercer cuarto sacó a Avenida del partido (68-64). Los problemas para controlar el rebote vuelve a pasar factura y el intento de remontada se vuelve a quedar ahí. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

68 HATAY (19+12+26+11): C. Paris (15), K. Snytsina (22), N. Hurst (14), D. Santkovic (2), B. Ozturk (6) -cinco inicial-, J. Popovic (4), A. Magklara (2), G. Takmaz (0).

 

64 PERFUMERÍAS AVENIDA (17+14+12+21): Adaora Elonu (15), Silvia Domínguez (11), Jelena Milovanovic (3), Erika De Souza (13), Krissy Givens (9) -cinco inicial-, Laura Gil (5), Ángela Salvadores (0), Laura Quevedo (3), Gabriela Marginean (5). 

 

ÁRBITROS: Aleksander Pavlov, Maka Kupatadze y Sergii Tyslenko. 

 

INCIDENCIAS: Anatakya Kapali Spor Salonu

La historia se repite por enésima vez esta temporada en Euroliga. En un partido igualado un mal cuarto saca deja a Perfumerías Avenida sin opciones ante un rival que nunca parece superior pero aprovecha ese momento. Hatay sacó al equipo salmantino de la pista a base de triples en el tercer parcial, en el que no apareció ninguna mano firme al margen de Silvia Domínguez para evitar el despegue, y fue imposible culminar la remontada. 

 

Seguramente no distó el comienzo del encuentro de la idea previa que tenían señalada ambos entrenadores. En Hatay cargar el juego sobre Paris y en Avenida buscar transiciones rapidísimas y buscar el error del rival con su defensa presionante. Así fue aunque a Ortega no le gustó que las interiores locales tuvieran tanta facilidad para anotar y a los dos minutos y medio de partido solicitó su primer tiempo muerto. Ajustar la defensa y como resultado empezar a correr y así un rápido parcial de 0-7 para coger el mando del marcador.

 

Silvia Domínguez manejaba el 'tempo' de juego. Velocidad que le iba mejor a Avenida que se precipitaba menos que un Hatay que si no encontraba a Paris optaba por la única solución de jugárselo todo a lanzamientos triples precipitados. Con 8-14 era el banquillo de Hatay el que pedía tiempo muerto porque se veía muy cómodo a Avenida.

 

Mejoró atrás el equipo turco, aprovechando que en su zona se permitían todo tipo de contactos, y también mejoraba en la transición después de colocar dos bases en pista. Dos canastas consecutivas devolvían el mando a Hatay que empezaba a tener en el rebote ofensivo -11 en el primer tiempo-, un arma que le hacia mucho daño a Avenida porque le daba a su rival segundas opciones después del esfuerzo defensivo.

 

En Perfumerías Avenida la más inspirada, en ambas zonas, era Elonu mientras el resto trataba de adaptarse a la defensa 2-3 planteada por Hatay. Volvía Silvia Domínguez a la pista porque la diferencia de fluidez con ella y sin ella era evidente y parecía tras un triple de Marginean que Avenida podía coger algo de aire, 21-26, pero las turcas, fallonas hasta entonces desde 6,75 encontraban en dos aciertos de Snytsina el salvavidas justo para mantenerse en el partido. Más o menos controlada Paris en su producción ofensiva, era la jugadora del este la que más problemas generaba a un equipo salmantino que consiguió irse al descanso con el marcador igualado tras un triple de Quevedo, 31-31.

 

No es precisamente Hatay uno de los equipos con mejor porcentaje en el lanzamiento de tres de la Euroliga pero no por ello deja de tirar hasta alcanzar cifras a veces escandalosas. Le da igual y de hecho esa fue su apuesta en el inicio del tercer cuarto en el que sí encontró acierto. Hurst, con dos anotados de manera consecutiva, y Snytsina ponían en aprietos a un Avenida que tenía que forzar la máquina en ataque para mantenerse en el partido.

 

Lo hacía, 42-39, con Silvia al rescate, pero Hurst seguía a lo suyo con Hatay atacando muy abierto y con paciencia hasta encontrarla, 45-39. Con tres minutos para el final del cuarto las turcas alcanzaban su máxima renta, momento en que Ortega paraba el partido. Y tras el tiempo muerto otro triple en contra y el partido se escapaba, 48-39. 

 

Hatay cosía literalmente a Avenida a triples y así cerró el cuarto dejando un 57-43 que ya parecía imposible de remontar porque las sensaciones que dejaban uno y otro eran bien distintas. Muchas jugadoras con confianza y la mano suelta en el equipo turco y bloqueo casi absoluto en Avenida.

 

Necesitaba el equipo que apareciera alguien más, además de la capitana, con ganas de coger la responsabilidad. Abrió el cuarto Erika con un 2+1 pero en cuatro minutos la desventaja no dejaba de rondar los diez puntos y Hatay, pese a frenar su 'locura desde el triple' seguía cogiendo algún rebote oportuno y tenía clara su arma: frenar a Silvia como fuera en la salida y después esperar. A cinco del final, un triple de Givens ponía un 61-55 que podía ayudar a mantener viva la llama de la épica. Ahora eran Elonu y Givens las de azul que iban con todo al rebote. La misma Givens ponía a Avenida a dos, 61-59, mientras desde el banquillo se gritaba lo de "¡un paso más!" y todo con cuatro minutos por disputar. 

 

El tiempo muerto de Hatay, 61-60, indicaba que llevaban el miedo en el cuerpo pero la remontada no estaba culminada y menos si te llega otro triple en contra. En contra el marcador, el tiempo y el balón que un par de lanzamientos clave no quiso entrar. Los condicionantes que tiene ir a remolque y que una vez más le pasan factura a Avenida en Euroliga. 

Noticias relacionadas