Perfumerías Avenida pretende redondear el objetivo a casi 6.000 kilómetros de distancia

La plantilla de Perfumerías Avenida cierra la fase de clasificación de la Euroliga (Foto: Teresa Sánchez)

Perfumerías Avenida cierra la fase de clasificación de la Euroliga en Orenburg con el objetivo en la mano puesto que está clasificado pero lo quiere redondear porque ganar supone ascender hasta la tercera posición del grupo y abriría sus opciones en cuartos de final. 

Hace semanas que Perfumerías Avenida hace cuentas pensando en sus opciones de alcanzar los cuartos de final de la Euroliga. La posibilidad de conseguir ser cabeza de serie quedaron sofocadas con la sucesión de derrotas lejos de casa pero el equipo salmantino ha sabido atar su clasificación antes de llegar a la última jornada en la que ahora aspira a mejorar su posición y ser tercero.

 

Ahora las cábalas se han simplicado absolutamente. Sólo hace falta hacer en Orenburg lo mismo que haga Bourges ante Hatay para ser tercero. Si Avenida vence es tercero, si el equipo salmantino cede ante el equipo de Roberto Íñiguez habrá que ver si el conjunto galo también cae ante las turcas. La diferencia entre ser tercero o cuarto está en el rival con el que se cruzaría en la siguiente ronda. 

 

De ser cuartas tocaría el Dynamo Kursk de Lucas Mondelo, hasta ahora invicto en Euroliga y con una sola derrota en la Liga local. Treinta partidos ganados y una única derrota. La tercera posición le emparejaría con el Fenerbahce, también rival muy complicado aunque no inasequible. 

 

Pero antes de pensar en el adversario de cuartos hay que centrarse en el de este partido del miércoles a las 15.30 horas peninsular y Nadezhda no es precisamente un contrincante que permita especular. Segundo del grupo, con nueve victorias y cuatro derrotas, no puede aspirar a la primera posicion pero tanto su entrenador como las jugadoras con las que cuenta no son de las que se dejan llevar por la relajación. Roberto Íñiguez cuenta en sus filas con varias jugadoras que son referencia en su juego como la española Cristina Ouviña, la sueca Amanda Zahui, y las americanas Elizabeth Williams y Tifany Mitchell. 

 

Además del potencial del rival, el hándicap que puede pesar al equipo salmantino es tener que jugar este encuentro después del viaje más largo de la temporada. Casi 24 horas sin dormir, escalas maratonianas hasta llegar a la ciudad rusa y todo después de un inicio de febrero de locos para el plantel de Miguel Ángel Ortega. Cierto es que ya se conocía el calendario y mentalmente el equipo venía preparado para el comienzo de 2017 que le esperaba pero habrá que ver si las piernas responden a lo que quiere la cabeza.