Perfumerías Avenida pone el modo avión para superar el muro valenciano
Cyl dots mini

Perfumerías Avenida pone el modo avión para superar el muro valenciano

Silvia Domínguez trata de penetrar ante la defensa del equipo valenciano (Foto: Arai Santana)
Ver album

Perfumerías Avenida reacciona bien a las dificultades inicales que plantea Valencia Basket y da con suficiencia el primer paso hacia la final (80-57).

Se hace hasta raro afrontar un partido tan importante como el primero de una semifinal de la Liga con tanto tiempo para masticarlo, al menos en el caso de Perfumerías Avenida. Una posibilidad que le otorgó una clasificación rápida de cuartos en dos encuentros frente a los tres que tuvo que disputar Valencia Basket, que con ellos dio el aviso de que ha llegado a esta lucha por el título dispuesto a aprovechar que es un equipo con argumentos que además tiene la ventaja de jugar sin ninguna obligación por aquello de que su objetivos de la temporada están más que cumplidos. 

 

Un rival muy distinto al de cuartos, con más potencial físico, experiencia y preparación para encuentros de este tipo ante los 'grandes'. Al margen de su rendimiento en Liga, en la Copa ya dieron un buen aviso ante Girona así que el equipo de Miguel Ángel Ortega no estaba desprevenido sobre lo que se podía encontrar.

 

Jugar en casa el primer duelo le ponía ese punto más de obligación a Perfumerías Avenida que en el primer intercambio de canastas salía perdiendo porque Valencia, muy bien dirigido por Gómez que aguantaba la presión, rozaba la perfección en su porcentaje de acierto inicial y encontraba puntos sobre todo atacando con muchísima agresividad el aro local.

 

Loyd ante Brown en otro partido con acciones espectaculares de la norteamericana (Foto: Arai Santana)

 

Un arranque muy intenso, adelanto de lo que seguramente espera en la serie, para un partido que empataba 12-12 Loyd y en el que Avenida se ponía por delante por primera vez con un triple de Domínguez, 15-14. El nivel de intensidad atrás de las locales lo igualaban las visitantes que seguían sumando con balones interiores lo que obligaba a Ortega a parar el partido y comenzar a rotar su banquillo. También se movió el visitante y ahí sí tuvo margen Avenida para que su defensa atascara más el ataque valenciano aunque no le dio para acabar por delante el primer parcial, 19-20.

 

Los 2x1 a media pista de Avenida resultaban efectivos como fórmula o para recuperar el balón o retrasar el ataque del equipo valenciano que en minuto y medio pedía tiempo muerto (24-22). El equipo de Ortega había cogido ritmo y Loyd volvía en 'modo jugona' a pista aunque Valencia trataba de resistir recomponiendo su quinteto, volviendo a dar la dirección a Gómez y tirando de piernas en defensa. Los tiros libres errados por el equipo salmantino y un par de lanzamientos bajo aro en contraataques que no se convirtieron restaban a Avenida la opción de abrir un ligero hueco aunque le daba para irse arriba al descanso (37-33). Una pequeña ventaja que daba muestra de las dificultades planteadas por un rival que, cuando consigue sentirse cómodo en la pista, es un auténtico muro así que tocaba encontrar la manera de sortearlo. 

 

Robinson, en penetración al aro valenciano (Foto: Arai Santana)

 

Era muy importante para ambos la vuelta de vestuarios. Perfumerías Avenida es un equipo que con Ortega al frente intenta siempre meter una marcha más en el tercer parcial de los partidos y su rival sabía que estando como estaba, con una ligera ventaja, debía intentar impedir el arreón local. Y lo que estaba en el guión sucedió. Avenida buscó primero a sus interiores con Gil y De Souza anotando, apretó atrás, recuperó un balón pese a cobrarse dos faltas en contra y con un triple de Loyd lograba el +10 que fue a más tras otros dos puntos de De Souza, 46-34, y todo en tres minutos y medio de juego.

 

Rubén Burgos paró el partido porque estaba en el momento que podía ser definitivo. Lo que encontró el equipo valenciano es que aun con seis minutos por disputar Avenida entraba en bonus y eso le daba opción de forzar en sus ataques buscando la penetración y así podía contestar los puntos de un equipo local que encontraba el aro fácil corriendo el contraataque a la perfeccion y moviendo el balón con mucha velocidad.

 

Burgos forzaba la técnica con reiteradas protestas y gestos porque la presión de Avenida desarbolaba a su equipo, que no alcanzaba ese nivel de intensidad en los contactos, y es que más que buscar un giro de tuerca ya en este duelo probablemente había que comenzar a pensar ya en el partido de Valencia y en lo que eso podía signficar.

 

Givens y sus robos en el tercer cuarto catapultaron a un Avenida que ya iba lanzado (Foto: Arai Santana)

 

María Asurmendi, en un partido en el que mostró el tremendo potencial de piernas que atesora, cerraba el tercer cuarto con una canasta corriendo toda la pista (64-44) para dejar los últimos diez minutos preparados para tratar de cerrar cualquier atisbo de reacción ché. El 'modo avión' del tercer cuarto había funcionado a la perfección y había que tratar de mantener la velocidad de crucero, pensando ya también en el duelo del jueves. 

 

La ventaja se fue por encima de los 25 puntos y seguramente podría haber ido a más pero ya no era neceario forzar más la máquina. El primer trayecto finalizaba con éxito, toca repostar y volver a la pista. 

 

FICHA DEL PARTIDO
80 PERFUMERIAS AVENIDA (19+18+27+16): Silvia Domínguez (11), Jewell Loyd (13), Krisy Givens (6), Laura Gil (13), Erika de Souza (9) -cinco inicial-, María Asurmendi (9), Elin Eldebrink (8), Adaora Elonu (4), Angel Robinson, Cyesha Goree (3), Belén Arrojo 
57 VALENCIA BASKET (20+13+11+13): Anna Gómez (2), Tamara Abalde (12), Meiya Tirera (15), María Pina (11), Jori Davis (2) -cinco inicial-, Joy Brown (4), María Bettencourt (9), Irene Gari (0), Tinara Moore (2), Esther Díaz (0) Irene del Rebollet (0). 
ÁRBITROS: Francisco Javier Bravo Loroño, Asunción Langa de Martín y Jaime Gómez Luque.
INCIDENCIAS: Primer partido de la semifinal de Liga DIA disputado en el pabellón de Würzburg.