Perfumerías Avenida no baja el ritmo y dobla a Uni Györ

Tiffany Hayes durante el partido ante Uni Györ capitalizó buenas acciones de ataque (Foto: Arai Santana)
Ver album

Perfumerías Avenida pasa por encima de un aspero Uni Györ al que acabó por doblar en el marcador (83-43).

Segunda cita europea de la temporada en casa, con quince días más de bagaje en la construcción del equipo así que las ganas de ver en vivo y directo a Perfumerías Avenida eran evidentes y más en Europa donde la idea es no permitirse ni un tropiezo para ahorrarse así sustos y partidos de más. Además el duelo ante Györ parecía una buena piedra de toque para, centrándose en ganarlo, coger fuerza mental -en pista y grada-, ante el duelo del domingo que inevitablemente está en muchas mentes. Estamos ya cerca del parón para las selecciones y llegar a él con la mejor de las 'vibras' es una de las metas que se había marcado el equipo -su cuerpo técnico-, en su planificación. 

 

Por trayectorias parecía un duelo propicio para ello, con un rival enfrente que en partidos de nivel mostraba números que en lo ofensivo no asustaban. algo que en buena línea de trabajo defensivo favorecía la suerte de Avenida que empezó bien en esa labor atrás aunque en ataque se encontró a un rival que trabajaba bien su individual, muy encima y entorpeciendo mucho sus primeros ataques. Falta de acierto en los tres primeros minutos aunque sí se sacaban faltas, sobre todo dos de Ygueravide, que podían ser importantes a futuro. 

 

Samuelson, en acción defensiva (Foto: Arai Santana)

 

Por 'abrasión' y de la mano de Hayes, que se fue hasta con los dientes contra el aro porque cuando gana línea de fondo es inabordable, llegaron los primeros puntos de Avenida pero aun así pedía tiempo muerto Ortega, seguro que para abrir los ojos a las suyas en lo ofensivo porque atrás había buenas piernas. La norteamericana casi capitalizaba las acciones de acierto ofensivo de un equipo que seguia errático, sobre todo en la zona, donde los primeros errores parecen pesar a las jugadoras. Fueron llegando las rotaciones y eso desajustó un poco la defensa, lo que aprovechó bien Ygueravide desde 6,75. Pero también con Loyd y Samuelson en pista ganaba en amenaza el equipo e intensidad con Gil por dentro y eso permitía afrontar el final del primer cuarto por delante con ligera renta, 16-13. 

 

Avenida no lograba soltar su mano en ataque, aunque bien es verdad que Györ abusaba de contactos y manos y se iba cagando de faltas entrando en bonus aun con siete minutos para el descanso. Tirando de paciencia y buscando a Loyd, sin acierto desde 6,75, pero sí finalizando de manera brillante un par de contras conseguía ponerse 24-18 para provocar el tiempo muerto visitante. Parecía un momento propicio para intentar dar un golpe al partido y Avenida lo supo leer. O penetraciones buscando las faltas que llevaba al tiro libre o un ataque en el que, con Silvia, Loyd y Hayes juntas siempre se puede inventar algo. De hecho dos bonitas acciones con las tres más Gil como protagonistas,  tras recuperación acabaron en canasta y la máxima, 29-18, a cuatro del descanso.

 

Györ empezaba a estar tocado y los 17 de Avenida en el parón, además de la sensación de que el rival iba muy justo en ataque para responder a la defensa salmantina, dejaban el partido encarrilado. 

 

Maite Cazorla buscando el pase (Foto: Arai Santana)

 

Minuto y medio tardó una de las interiores de Györ, Devaughn, en hacer las dos faltas que le restaban para las cinco en la reanudación. Un arma menos en contra -no en ataque donde apenas si había llegado a tirar pero sí atrás-. Además Avenida había vuelto de vestuario dispuesto a poner la puntilla con una metidísima Hayes y una Samuelson que convence cada día más porque suma en todo y no pierde nunca de vista el juego. Con un parcial de 12-0 en tres minutos y medio el duelo quedaba visto para sentencia, 49-20, pero con el aliciente de intentar conseguir la máxima renta posible porque no solo hay que intentar ser primero sino también estar entre los mejores de los primeros. 

 

Gil espera al bloqueo para pasar sobre Hayes (Foto: Arai Santana)

 

Probar situaciones -con algún apunte defensivo distinto a lo habitual-, y repartir minutos sin dejar perder la ventaja ya conquistada. Objetivos en ese final de tercer cuarto, 66-30, y hasta la resolución del duelo 

 

Objetivo cumplido con la victoria, partido que se maduró de menos a más y que el equipo, una vez más apenas dejó resuelto en un cuarto, en un choque de esos que no son sencillos de jugar porque le faltó continuidad por las continuas interrupciones por faltas y porque la clara superioridad acaba por quitarle interés. 

 

FICHA DEL PARTIDO
PERFUMERÍAS AVENIDA (16+21+29+17): Evelyn Akhator (8), Silvia Domínguez (8), Tiffany Hayes (9), Andrea Vilaró (8), Kristine Vitola (6) -cinco inicial-, Maite Cazorla (0), Jewell Loyd (14), Laura Gil (9), Karlie Samuelson (10), Emese Hof (11). 
UNI GYÖR (13+7+10+13): Timea Czank (3), Alicia Devaughn (0), Panka Dul (2), Zofia Hruscakova (15), Sandra Ygueravide (10) -cinco inicial-, Reka Dombai (1), Judit Barnai (8), Anna Mansare (0), Agnes Torok (0), Zsofia Varga (2). 
ÁRBITROS: Marc Mouton (Luxemburgo), Thomas Kerisit (Francia) y Chess Van Looy (Bélgica). Eliminada por cinco faltas personales Devaughn.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 3 de la liguilla de clasificación de la Eurocup Women disputado en el pabellón de Würzburg. 

Noticias relacionadas