Perfumerías Avenida localiza sus pecados capitales para ganarse el domingo la expiación
Cyl dots mini

Perfumerías Avenida localiza sus pecados capitales para ganarse el domingo la expiación

Jugadoras y técnicos de Perfumerías Avenida (Foto: Arai Santana)

Perfumerías Avenida perdió el primer punto de la final porque se encontró un enorme rival, que nadie lo dude, pero sobre todo porque pecó por reiteración en errores que tiene localizados y tratará de enmedar este domingo. 

💪 INTENSIDAD

 

No hablamos  solo del trabajo atrás, que fue lo obvio en el inicio que marcó el duelo, sino también ataque y es que ya se sabe que en elcaso del equipo salmantino su mejor ataque comienza cuando hace una buena defensa.

 

Girona supo comenzar la final antes incluso del pitido inicial y entró como una moto, más centrado al partido, con una idea más clara de qué hacer y fue a por ello con una convicción absoluta y solo hace falta revisar el partido y ver sus primeros ataques. Facilitados por su buen trabajo atrás, los desarrolló poniéndose en manos de sus jugadoras más física Williams y Hampton en acciones muy rápidas y verticales al aro, con poca oposición porque a Avenida no encontraba respuesta a no poder iniciar la presión en pista rival y su balance no funcionaba.

 

Sorprendido por el ataque de su rival y por su intensidad atrás, aprovechando que se permitía el cuerpeo y los contactos a nivel Euroliga en ese primer cuarto, llegó el bloqueo ofensivo que dejaremos para más adelante porque merece su propio pecado. 

 

🤜 PRESENCIA DE JUEGO INTERIOR

 

Perfumerías Avenida finalizó el primer partido con 62 puntos anotados - lejos de los 77 anotados en semifinales y los 78 en cuartos-, y echó sobre todo en falta la aportación de sus jugadoras interiores en esa suma.

 

Entre Elonu, De Souza, Gil y Robinson sumaron 20 puntos de los que diez los anotó esta última. Lejos las tres primeras de su aportación en las rondas previas pero quizás lo más relevante mirando sus números es que tampoco tuvieron la ocasión de lanzar demasiado -cinco tiros Elonu en todo el partido, dos De Souza y un 1 de 6 de Gi-. 

 

Esa intensidad defensiva con la que apuntábamos que arrancó Girona pasó de inicio por 'echar' de la zona a las interiores de Avenida, centrándose sobre todo en De Souza y la propia Elonu porque Robinson tiene más tendencia por ella misma de salirse. Sin que Avenida pudiera encontrar esa referencia por dentro se veía obligado a arriesgar en el tiro en un día que no fue precisamente bueno y ahí vamos con el tercero. 

 

🙈 PORCENTAJE DE TRES

 

Por el potencial físico de las interiores de Avenida los rivales tienden a cerrar sus defensas y dejan espacio para el lanzamiento exterior del equipo salmantino que tuvo una noche nefasta en el duelo ante Girona. Acabó el duelo con un 3 de 20 anotados llegando el primer acierto ya en el último cuarto. 

 

No es ni mucho menos lo normal y si tomamos como referencia los dos últimos partidos disputados en Würzburg ante Valencia el equipo tuvo en 8 de 17 y frente a Mann Filter un 9 de 18. No se puede decir que en la mayoría de los casos fueran malos lanzamientos porque venían desde jugadoras liberadas así que primero pesó la falta de acierto y después la tensión propia de ver que no entraban. 

 

🖐 TIROS LIBRES

 

No hace falta tomar referencias de lo hechos en semifinales, en cuartos, en la Liga Regular o en cualquier otra competición para decir que no es normal ni habitual que un equipo como Perfumerías Avenida acabe el partido con tres aciertos en las doce veces que ha ido al tiro libre.  Ni una sola de las jugadoras que acudieron a la línea de 4,60 alcanzó pleno, y dentro de este problema general se pueden poner dos ejemplos: Robinson llegaba con un 34 de 41 en todo el año y falló los dos que tuvo y lo mismo le pasó a Givens que sumaba 23 de 31. 

 

😐 REBLOQUEO 

 

Es evidente que el 7-24 del primer cuarto con dos puntos anotados cuando habían pasado más de seis minutos de juego pesaron muchísimo en el devenir del encuentro. Aun así reaccionó bien el equipo que dejó el partido abierto al descanso aunque aun en desventaja. El problema es que ese bloqueo inicial se volvió a repetir en el inicio del tercer cuarto con una puesta en escena similar porque otra vez la agresividad al aro de Girona no encontró respuesta en el quinteto azul, el mismo del inicio del duelo. Ahí se volvió a marchar un poco más de la cuenta el equipo de Suris y eso obligó a Avenida a agotar demasiado tiempo en la remontada y llegar demasiado forzado al final. 

 

🔛 CONTROL FINAL

 

Con todo lo que acumulaba en contra el equipo salmantino es evidente que también tuvo que hacer muchas cosas bien para conseguir remontar e incluso disponer de lanzamientos libres para empatar el partido. Ni un pero al trabajo que no se consiguió rematar en un juego ya a cara o cruz en el que decidió mejor Girona quizás porque su desgaste físico y mental no era tan extremo después de haberse podido manejar con ventajas claras todo el partido. En partidos así es vital el corazón pero también la cabeza y Avenida se dejó ir un par de balones importantes por querer rematar mientras que en el bando visitante hubo un poco más de control de la mano de Palau y desde el banquillo con el que consiguió llevarse la cita. 

 

🤔 CONFIANZA NO ES CIEGA

 

Cuando un equipo lleva una racha muy larga de éxitos muchos son los entrenadores que apuntan a que es cuando más cerca se está del tropiezo y quizás eso sucedió en Avenida que llevaba mucho tiempo sin perder en competición española en Würzburg. No hubo exceso de confianza ni mucho menos porque se conocía al rival pero sí se aprendió de la peor forma que la confianza no es un valor ciego. La propia afición tardó en entrar en faena aunque después sí que fue vital a la hora de ayudar al equipo que había que creer. 

 

En definitiva no fue la mejor noche y ahora toca el agarrarse al casi todo o quedarse con nada. Lo bueno es que el equipo y el cuerpo técnico detectaron rapidamente los pecados capitales que explican esta derrota y ese es el mejor argumento para granjearse el domingo la EXPIACIÓN. Está claro que virtudes hay de sobra en este equipo que se ha ganado el crédito para creer.