Perfumerías Avenida le pone marcha a su regreso a las pistas

Elonu, en su línea habitual de regularidad en Zamora (Foto: CB Avenida)

Victoria contundente (50-88) de Perfumerías Avenida que supo aprovechar un partido favorable en su regreso a la competición tras las ventanas FIBA. Reparto de minutos, todas sumaron ante un Quesos El Pastor evidentemente superado, sobre todo en la segunda mitad. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

50 QUESOS EL PASTOR (9+14+13+12): B. Butler (16), A. López (5), M. Lizarazu (12), C. García (2), A. Jenkins (7) -cinco inicial-, L. Pikciute (8), E. Martín (0), M. Montalvo (0)

 

88 PERFUMERÍAS AVENIDA (18+18+27+25): Adaora Elonu (19), Laura Quevedo (4), María Asurmendi (3), Erika De Souza (12), Angel Robinson (11) -cinco inicial-, Laura Nicholls (6), Silvia Domínguez (6), Chrissy Givens (6), Dandra Moss (13), Fariya Abdi (6).

 

ÁRBITROS:  Asier Quintas y José Luis López. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada ocho de la LigaDIA disputado en el pabellón Ángel Nieto de Zamora. 

Cuando en un carrera se ha cogido velocidad y te hacen frenar, volver a arrancar y coger la marcha previa no es algo sencillo. El parón de la Liga Dia ha dejado sin competición a más de la mitad de la plantilla de Avenida acostumbrada a jugar un partido cada tres días así que había ganas de volver a romper a sudar con un rival enfrente.

 

Precisamente Ortega puso sobre la pista un quinteto formado por las cinco jugadoras que no han tenido compromisos con sus selecciones y en el que la presencia de De Souza, Robinson y Elonu ante un rival como Quesos El Pastor invitaba a buscar balones interiores en esos primeros instantes. 

 

De hecho los primeros puntos llegaron desde la pintura para situar a Avenida con 4-10 arriba tras una buena jugada entre las 'center' De Souza-Robinson. La entrada de Pikciute permitió a las locales cerrar un poco mejor su rebote y entre esos y varias imprecisiones en el ataque de Avenida se igualó la situación, 9-10, por lo que Ortega pidió su primer tiempo muerto y comenzó a rotar a todo su banquillo. Después de un comienzo al ralentí quería que las suyas comenzaran a meterle más marcha a su juego. 

 

Dicho y hecho. Desde ese parón hasta el final del cuarto un parcial de 0-9 bajo la dirección de Silvia Domínguez, ya con Givens en pista. Un punto más de defensa, dominio de rebote y transiciones rápidas permitían irse nueve arriba tras canasta de la capitana para cerrar el cuarto.

 

El partido, aun con imprecisiones, estaba claramente dominado por Perfumerías Avenida que encontraba en Elonu el bálsamo que calmaba los momentos de correcalles en los que se sumía el juego y es que Quesos El Pastor sólo podía buscar la canasta arriesgando en acciones a veces inverosímiles y Avenida a veces se dejaba llevar por esa locura que le provocó ocho pérdidas en el primer tiempo. Aun así poco a poco la brecha se abría y se iba a la máxima de +11 tras el primer triple del partido, anotado por Robinson

 

El primer triple de las locales, de Butler, una canasta de Lizarazu permitieron recortar antes del descanso una diferencia que se llegó a ir hasta los +15. La sensación es que con un poco más de paciencia, y también de tiro exterior que sigue siendo escaso, el duelo se podría haber finiquitado ya en el intervalo, 25-36. 

 

En un visto y no visto, con una buena circulación, con la defensa de manos de Givens y el acierto de Elonu y Robinson, Avenida plantó un 0-7 en la vuelta a la pista antes de que Quesos El Pastor parara el partido con un tiempo muerto con el que intentó frenar el que parecía el estirón definitivo. Fue un ligero freno porque después de cuatro puntos consecutivos de Zamora, Avenida ya sí que pisó el acelerador para poner tierra de por medio.

 

Con dos buenas canastas de Nicholls, no dando otra opción al equipo zamorano que lanzar sin acierto de tres gracias a la defensa, y agresividad ante el aro, las de Ortega se fueron +20 arriba e incluso Abdi, recién aterrizada de su paso por la selección pudo saltar a rodarse a la pista. 

 

Los triples de Butler permitían que al menos El Pastor no se viera arrollado por un Avenida en el que ya se miraba más hacia un reparto de minutos que a hacer más o menos abultada la diferencia aunque eso era inevitable porque Avenida jugaba suelto, solidario y dejando buenas acciones para que la grada disfrutara de una victoria que se esperaba pero que lograda con un buen partido anima para seguir bailando al mismo ritmo.