Perfumerías Avenida-Girona: Tras la larga Liga llega el final y esta sí es la madre de todas las batallas
Cyl dots mini

Perfumerías Avenida-Girona: Tras la larga Liga llega el final y esta sí es la madre de todas las batallas

Perfumerías Avenida y Girona otra vez frente a frente

Comienza a escribirse el fin de la temporada que se cerrará igual que empezó, con la disputa de un título entre los dos mismos equipos. Perfumerías Avenida quiere el primer punto de la final de la Liga que, de acabar en sus vitrinas, dejaría una serie de marcas probablemente inigualables en décadas. 

Tensa calma, silencio antes de que suene el estruendo y se desaten todas las hostilidades. Ya no hay razón para dejarse nada porque por un lado, Avenida, y por otro, Girona, hay oportunidad de escribir un relato que quedará para la historia del baloncesto femenino español.

 

El equipo gerundense persigue sumar un segundo título a su palmáres y romper la hegemonía de un Perfumerías Avenida que si gana esta Liga establecerá marcas que van a ser muy difíciles de superar. El club que más titulos tiene ya en su palmarés en toda la historia del baloncesto español busca su séptima Liga que sería la cuarta consecutiva. Pero es que además supondría el décimo título en las últimas diez finales disputadas entre todas la competiciones y la oportunidad de sumar el tercer 'triplete' consecutivo. 

 

Es la 'era' de Avenida que ha estado presente en las últimas 14 finales de Liga y este equipo cuando llega a estas alturas lo hace para ganar así que tratará de sacar rédito a los puntos fuertes que tiene frente a un adversario que esta campaña dio un paso más -hablamos de presupuesto y veteranía en su plantilla-, para estar un poco más de cerca de su 'eterno rival'. 

 

No podemos hablar de lobo con piel de cordero porque de hecho ya ha habido durante la campaña quienes situaron a Girona como favorito por una trayectoria que le permitió ejercer como líder del campeonato durante muchas jornadas e incluso vapulear al equipo salmantino en el encuentro que ambos disputar en Fontajau -que es la última derrota que ha encajado el equipo azul desde entonces en España-.

 

Es verdad que hablamos de un Avenida y un Girona distintos a como son ahora porque los dos estaban aun inmersos en competiciones europeas y en ambos ha habido cambios. Además de la vuelta de Ortega al banquillo de Avenida, la llegada de una jugadora de la entidad de Loyd ha provocado que el equipo gane enteros en defensa pero también en ataque donde maneja más recursos. También ha cambiado Girona que tiene desde hace semanas la sensible baja de Colhado aunque se reforzó para este tramo final con Pierre Louis que le está dando un plus de peso en la zona donde manda Reisengerova. Consistencia que también ganan tras la marcha de Murphy con una todoterreno como Williams, que es la jugadora, que sin anotar tanto como la ex de azulona, asume galones en ataque. Lo que no ha variado es la presencia y relevancia de Nuria Martínez y Laia Palau, vitales en los momentos más álgidos de Girona esta temporada.

 

Tras aquel dominio inicial de Girona en el campeonato, fue en la Copa de la Reina donde comenzaron a tornarse las quinielas. Aquel título cayó lo ganó Avenida que pocos días después también se imponía devolviendo el revolcón liguero a su rival para incluso arrebatarle la primera posición que ahora le da una de las ventajas fundamentales de esta final: El factor cancha. Se estrena la final en Würzburg, que quiere demostrar que en Salamanca no se juegan, se ganan las batallas finales, y eso casi siempre ha pesado. 

 

Ambos han llegado a esta cita tras superar dos rondas con dos partidos de cuartos de final y dos semifinales, más exigido quizás Girona en esta última ronda previa por un La Seu que le hizo sudar el segundo punto hasta la última milésima de segundo. Pero ha habido tiempo de sobra para recuperarse en ambos casos y todas las jugadoras están disponibles, con la duda de ver cómo responde a la hora de la verdad Angel Robinson que sufrió un esguince ante Valencia y es la única que se ha mantenido en duda.

 

Defensas -para ambos fundamentales en su esquema de juego-, dominio de rebote -con la baja de Colhado se iguala porque ha dominado muchas veces esa faceta-, y no cometer pérdidas injustificadas son las claves que siempre se apuntan entre dos conjuntos que se conocen a la perfección y entre los que siempre se busca alguna sorpresa para intentar desestabilizar al rival en momentos puntuales aunque no sea fácil. 

 

Ahora seguimos en tensa espera pero atentos y preparados para el encuentro que comienza a las 20:00 horas de este jueves en el pabellón de Würzburg y estará dirigido por los colegiados Germán Francisco Morales Ruiz, Joaquín García González y José Javier Marqueta Gracia.