Perfumerías Avenida-Ekaterinburg, de impensable e imposible a un clásico difícil que se puede ganar
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Perfumerías Avenida-Ekaterinburg, de impensable e imposible a un clásico difícil que se puede ganar

La alianza entre la plantilla de Avenida y Würzburg para hacer frente a Ekaterinburg

Partidazo en Würzburg. Un Perfumerías Avenida-UMMC Ekaterinburg era hace unos años impensable y hoy ya casi un clásico en el que el equipo ruso siempre es favorito pero más le vale no fiarse de una pista en la que ya sabe lo que es perder, y dos veces. 

Cuando UMMC Ekaterinburg ganó su primera Euroliga en Salamanca no se soñaba ni por asomo coincidir en la misma competición. Corría el año 2003 y por aquel entonces, a base de muchos dólares, el combinado ruso ganaba en la final a Valenciennes, 82-80, liderado por las Griffith, Baranova, Milton-Jones, Shnyukova... Han pasado 14 años y merced a ese potencial económico aquellos nombres han sido sustituidos por otros igual de grandes -Griner, Taurasi, Torrens, Meesseman...-, que mantienen a Ekaterinburg como uno de los clubes más grandes de Europa.

 

Lo que ha cambiado es como se ven desde Salamanca y es que Perfumerías Avenida consiguió lo que parecía imposible: Llegó a la Euroliga y se consolidó -incluso la ganó-, hasta lograr que un duelo frente a UMMC Ekaterinburg se vea como algo normal. Eso sí, un partidazo que siempre es un regalo para la afición y para el propio equipo local.

 

Y es que el paso de los años y la ambición cada vez mayor del club salmantino permite vivir un duelo como este de manera bien distinta a aquel primer enfrenamiento de 2008. Entonces se daba por segura la derrota, ahora se sabe que ganar es muy complicado pero nunca se renuncia a ello y más cuando los precedentes son favorables. Cada temporada es distinta, porque los equipos cambian, pero en el ánimo pesa de manera positiva el saber que en Würzburg ya se doblegó no una sino dos veces al poderoso equipo ruso. 

 

Se cree en que es posible aun cuando este Ekaterinburg parece un equipo llega a Salamanca en mejor condición que el año pasado. Para empezar ya suma una victoria, como Avenida, y sobre todo cuenta con todas sus jugadoras disponibles en una plantilla que, aunque poco, ha variado cosas importantes.

 

Su líder indiscutible sigue siendo Diana Taurasi, que no estuvo el año pasado en Würzburg, y mantiene piezas tan importantes como Griner, Meesseman o Torrens, además de sus rusas de toda la vida, pero además ha sumado más potencial con las incorporaciones. La ausencia de Lyttle la cubre a la perfección una experta reboteadora y anotadora como la turca nacionalizada Lara Sanders y cuenta con la emergente Raisa Musina. 

 

Ante semejante arsenal toca echar mano de tópico pero es una realidad que ganar pasa por que Perfumerías Avenida consiga realizar un partido perfecto. El equipo salmantino también tiene una gran plantilla pero no se trata de una guerra una por una porque ahí lleva las de perder, se trata de ser más equipo, defender mucho y bien, atacar con descaro y poco fallos y además crecer con el factor Würzburg a sus espaldas. 

 

Laura Gil sigue recuperándose del serio esguince de tobillo que sufrió en el partido de Liga ante Girona así que será la ausencia destacada en el duelo mientras el resto del plantel con alguna que otra renqueante -Robinson pasó un proceso vírico, Nicholls sale de la lesión y Erika convive con molestias en una rodilla-, espera con ganas un partido del que llevan días hablando. 

 

El choque comenzará en el pabellón de Würzburg a las 20.30 horas.