Perfumerías Avenida convierte un duelo intrascendente en inolvidable para Alba Pedrosa

Alba Pedrosa avanza con el balón en la pista del Bembibre Arena (Foto: CB Avenida)

Perfumerías Avenida vence a Embutidos Pajariel (59-85) en un partido en el que la joven canterana Alba Pedrosa debutó y lo hizo con protagonismo. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

EMBUTIDOS PAJARIEL (12+12+20+15): B. Brown (22), J. Pasic (4), S. Grant-Allen (7), A. Stanacev (0), E. Gustavsson (8) -cinco inicial-, E. Astrom (2), L. Aliaga (2), B. Ndoye (0), A. González (0), K. Rakovic (14). 

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (23+21+16+25): María Asurmendi (3) Kim Mestdagh (3), Adaora Elonu (14), Laura Gil (9) Erika De Souza (24) -cinco inicial-, Silvia Domínguez (3), Angel Robinson (6), Dandra Moss (11), Laura Nicholls (8), Krisi Givens (2) y Alba Pedrosa (2). 

 

ÁRBITROS: Roberto Lucas Martínez y Jorge Caamaño Muñoz.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 25 de la Liga Dia disputado en el Bembibre Arena.

Después de casi siete meses de competición y casi medio centenar de encuentros, por primera vez Perfumerías Avenida disputaba un encuentro en el que no había nada en juego. El equipo salmantino ha hecho sus deberes en la Liga DIA y ha cumplido el objetivo de conquistar el primer puesto, tener así el factor cancha a su favor a la espera de que lleguen los play off por el título. Enfrente Embutidos Pajariel también con su objetivo de conseguir la permanencia atado y sin opción de entrar en esa lucha por el título. Por eso, y sobre todo porque en el horizonte se presenta la final de la semifinal de la Eurocup, no había demasiadas expectativas sobre lo que podía suceder en el Bembibre Arena. Sin embargo, y por suerte, en los encuentros de Avenida siempre hay cosas que rescatar. 

 

El equipo salmantino se presentaba en el pabellón leonés con una racha de 19 victorias consecutivas y con la idea de seguir aumentándola como demostró nada más arrancar el encuentro. Saben todas las jugadoras que desde hace semanas Ortega cuida al milímetro sus minutos en pista con un reparto tan equitativo siempre que es posible que parece que tuviera una alarma en el banquillo que le va indicando cuando tiene que ir introduciendo los cambios. Poco a poco el plantel se ha ido acostumbrando a esa rotación constante y el juego se resiente menos.

 

A Embutidos Pajariel lo empezaron superando gracias a los puntos de sus interiores -De Souza y Elonu-, y con un buen trabajo atrás que forzaba a malos tiros y con un dominio absoluto del rebote para poder salir en transiciones rápidas. Con un 2-13 en el marcador llegó el primer tiempo muerto local que sirvió para que Bembibre tuviera un poco más de paciencia en ataque aunque sin incordiar demasiado la idea de juego de Avenida que superaba bien las defensas mixtas locales.

 

A 1'48" para que finalizara el primer cuarto, Ortega situó a Alba Pedrosa como base del equipo. Respiro para sus directoras de juego y confianza para la jugadora de cantera que también arrancó en la dirección en el segundo parcial y lo hizo con un mensaje claro :"Quiero que tu subas el balón y lo hagas como lo sabes hacer que lo haces muy bien". Y ahí estaba una de las razones por las que cualquier partido siempre vale para algo.

 

Pedrosa, que por cierto acabó ese primer periodo con siete minutos y medio en pista, cuatro rebotes y dos asistencias, siguió jugando y con ella toda la rotación de las azulonas que se instalaron cómodamente en una renta de +20 hasta el descanso. Elonu puso los puntos que mantenían muy lejos a las locales que encontraron más facilidades hacia el aro en los últimos minutos de ese parcial simplemente porque Avenida rebajó un poco sus revoluciones a la espera de resolver el duelo en la reanudación.  

 

La impresión es que se podían ver muchos puntos en ese segundo periodo porque pocos motivos había para forzar la máquina atrás, aunque se pudieran ver acciones espectaculares como dos tapones consecutivos de Laura Nicholls y Laura Gil. En Bembibre aparecía Brown, inédita en el primer tiempo, para empezar engordar sus números aprovechando la relajación azul en minutos en los que la dinámica ofensiva también bajó lo que aprovecharon las locales para acercarse en el luminoso, 41-52. No hizo falta parar el partido.

 

Un par de balones a Erika De Souza y Elonu para ampliar el margen y entrar en el cuarto final con un +16 a favor y Pedrosa en la dirección como acabó el tercero. La pívot  brasileña dominaba absolutamente bajo los aros y con sus puntos nada más reanudarse el partido dejó atada la victoria en minutos en los que el juego entre pívots de Avenida brillaba como el resto del bloque. Todas sumaron, todas anotaron y entre todas, una especialmente feliz. Pedrosa, con 18 minutos disputados, dos puntos, siete rebotes, dos asistencias, tres faltas cometidas y una recibida. El baloncesto es mucho más que números pero seguro que ella estos no los olvidará.