Perfumerías Avenida cede en Schio porque se olvida de jugar un cuarto

Laura Gil, que cayó lesionada en el partido de Liga ante Girona, regresó en Italia

Perfumerías Avenida cede en Schio (60-50) tras un partido marcado por la diferencia de acierto y las faltas -nueve por 17-. Un pésimo tercer cuarto, con pobrísimos porcentajes, marcó el duelo aunque Avenida se resistió hasta el final. 

 

FICHA DEL PARTIDO 

 

FAMILIA SCHIO (14+17+16+8): I. Yacoubou (5), E. Miyem (11), J. Anderson (18), C. Zandalasini (14), F. Dotto (8) -cinco inicial-, G. Gatti (0), M. Tagliamento (0), R. Masciadri (0), Z. Hruscakova (2), L. Macci (2). 

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (12+12+7+19): Silvia Domínguez (9), Chrissy Givens (23), Adaora Elonu (11), Laura Nicholls (2), Erika De Souza (2) -cinco inicial-, Kim Mestdagh (2), María Asurmendi (0), Laura Gil (8), 

 

ÁRBITROS: Vasiliki tsaroucha (Grecia), Christoph Rohacky (Austria) y Jelena Smiljanic (Serbia)

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en Pala Campagnola de Schio. 

No ha sido la de Schio una plaza habitualmente favorable a Perfumerías Avenida y si algo estaba claro antes de empezar es que no sería un partido sencillo ante el equipo que probablemente haya mostrado una mayor regularidad del grupo hasta el momento. Un estilo de juego muy definido y que no sorprende a nadie porque el sello Pierre Vicent ha calado así que Avenida sabía que le iba a tocar tener un partido de esos inspirados para superar a una de las mejores defensa de la Euroliga. 

 

Comenzó muy bien Perfumerías Avenida con un parcial favorable 0-6, con acierto en ataque y defendiendo bien sobre todo bajo el aro donde comenzó cargando su juego Schio buscando principalmente a Yacoubou, a la que comenzó ganando la partida De Souza. Le costaba anotar al equipo italiano pero también a Avenida que comenzó a enredarse en la buena defensa local y perdió varias buenas opciones de tiro que, con el rebote bien cerrado por las locales propició, salidas al contraataque y un parcial en contra de 9-2 con el que dieron la vuelta la tortilla.

 

Parejo en aciertos y errores en la pista, en la banda el choque era un duelo táctico entre Pierre Vincent y Miguel Ángel Ortega. Constantes cambios, con respuesta desde el otro lado y protagonismo para las defensas. La habitual puesta en escena de Avenida mientras que Schio, lejos de las zonas que ultimamente le plantean a Avenida, confía en el 1x1, ayudas y la anticipación en líneas de pases. El acierto de Givens y la primera canasta de Elonu permitieron al equipo salmantino acabar el primer cuarto a tiro de su rival, 14-12. Paa entonces ya habían ingresado en pista Laura Gil, que vuelve después de caer lesionada hace dos meses, y Kim Mestagh.

 

Avenida busca con la belga encontrar soluciones a su tiro exterior aunque lógicamente necesitará rodaje más allá de los cuatro días que lleva vestida de azul. La que lo tiene, sin duda, es la norteamericana Anderson que comenzó el segundo parcial anotando tres triples de manera consecutiva para lanzar a Schio hacia su máxima ventaja, 23-14, porque si el equipo local había encontrado la inspiración, Avenida se enredaba en la defensa de su rival sin acertar en sus tiros y arriesgando demasiado en sus pases. 

 

En un momento tan delicado el equipo de Ortega encontró la solución en el despertar ofensivo de Elonu, que acertó lanzando desde lejos. Sus puntos y los de Givens vinieron como agua de mayo que con un parcial 0-7 la situación se volviera a emparejar la situación aunque antes del descanso volvió otra vez Schio a afinar desde fuera. Zandalasini, el gran talento italiano hasta entonces bien defendida, anotó un nuevo triple -6 de 9 en el primer tiempo por 2 de 9 en el caso de Avenida-, y apoyadas en la confianza que les daba ese acierto las locales consiguieron marcharse al receso con una renta importante, 31-24.

 

Mejorar porcentajes de tiro y, sobre todo, conseguir que más jugadoras tiraran del carro ofensivo porque solo Elonu y Givens superaban los dos puntos, eran las principales urgencias de Perfumerías Avenida a la que las cosas se le pusieron peor en el reinicio del duelo porque Zandalasini volvió a anotar de tres y Schio anotó un parcial de 7-0 porque otra vez el aro se cerraba para el equipo azulón. No entraba nada, ni en malas posiciones ni en las mejores así que con esa salida horrible comenzó a firmarse la sentencia del partido porque la distancia iba a más y con +16 paró el partido Ortega. 

 

Ni con nuevas instrucciones mejoró el tema basicamente porque no se daba una en ataque. Ni bajo el aro ni con tiro exterior y ante tanto error el ataque cada vez era más espeso, las jugadoras más presionadas por sus fallos y por el peso de la diferencia en el marcador. En la pista solo Givens era la de siempre, recuperando en defensa e intentándolo todo en ataque. Al menos en defensa se mantenía algo el tipo y por eso no se podía hablar de duelo resuelto al finalizar un cuarto que fue una pesadilla, 47-31. 

 

Si una virtud tuvo Perfumerías Avenida dentro de todos los condicionantes en contra -malos porcentajes, mucho más cargado de faltas, un día gris de jugadoras importantes-, es que no se rindió. Y así, trabajando mucho atrás y sufriendo cada punto, logró situarse a diez de distancia tras canasta de Laura Gil, 50-40. 

 

Le puso incluso más emoción tras un triple de Silvia Domínguez, 53-46, a tres minutos y medio para el final. Y otra canasta de Laura Gil, gran noticia su regreso, acercaba aun más al equipo salmantino que seguía empeñado en sobrevivir contracorriente. Vincent paró el partido y en la vuelta a la pista encontró en la mano de Zandalasini a su salvavidas gracias a un canastón. Hasta el final se resistió Avenida a doblegarse pero el tercer cuarto acabó pesando demasiado. 

Noticias relacionadas