Perfumerías Avenida ante la hora de merecer la recompensa final

Perfumerías Avenida, en el momento de la verdad debe ser más equipo que nunca (Foto: Teresa Sánchez)

Perfumerías Avenida-Uni Girona, primer partido de la final de la Liga. Todo el mundo esperaba que fuera así y no ha habido margen para las sorpresas. El club salmantino, a por su quinto título y el gerundés busca el segundo. Eran los favoritos y empieza la batalla para merecerlo porque aquí, aunque sirva como referencia, poco cuenta la historia previa.

Llegó la hora de la verdad, el momento en que no se puede fallar. A partir de las 21.00 horas de este miércoles comienza la cuenta atrás para conocer el nombre del próximo campeón de la Liga Femenina con dos candidatos que, aunque esperados, han tenido que sortear los obstáculos hasta llegar a esta primera meta. Los dos equipos que se han disputado los dos últimos títulos ligueros vuelven a verse las caras y Perfumerías Avenida es el que tiene el factor cancha a su favor así que es el que ejerce de anfitrión en el primer enfrentamiento.  

 

El primer partido siempre es importante. De hecho en las últimas ochos temporadas el equipo que ha conseguido la primera victoria ha sido al final el que ha ganado la Liga. Un dato, sin duda, a tener en cuenta. Si nos atenemos a las estadísticas y a lo que ha sucedido esta temporada, jugar en casa para Perfumerías Avenida es vital porque en Würzburg durante la Liga no ha perdido ningún encuentro. Lo sabe el equipo salmantino y también Uni Girona donde como un mantra repiten que el partido que hay que ganar "es este" y tratan de dar la vuelta al hecho de que Avenida haya ganado en Fontajau dos veces este año: "Si ellas lo han hecho allí, lo podemos hacer en Salamanca". 

 

Lo cierto es que los precedentes esta temporada son favorables al equipo de Ortega que ha ganado en los dos enfrentamientos en Liga y en la final de la Copa pero si algo ha sabido inculcar al técnico del equipo salmatino a sus jugadoras es que no hay que fiarse porque en los tres, sobre todo en uno definitivo como la final copera, Girona tuvo muchas opciones y planteó muchos problemas. 

 

¿Y por dónde pasan las dificultades que plantea un rival como el catalán? Una plantilla completa y compensada con un potencial físico importante que le ha permitido ser el equipo más anotador del campeonato, con serias amenazas desde 6,75, y un interior fuerte que al rebote, principalmente, con Coulibaly, Ibekwe y Spanou hace mucho daño. 

 

Cuando mejor ha jugado Avenida frente a Girona ha sido cuando ha conseguido cerrar bien ese rebote, defender con intensidad y atacar con velocidad y orden. Osea, hay que jugar mucho y bien para ganar y exprimirse en el intento. Serán importantes la individualidades -Silvia, Givens, Milovanovic, De Souza, Elonu...-, pero sobre todo tocará tirar de bloque porque en una cita así, por ejemplo las aportaciones desde el banquillo acaban resultando claves.

 

Por eso es positivo que Miguel Ángel Ortega cuente con todo su plantel. También Eric Suris podrá disponer de toda su plantilla aunque la pívot Alminaite acaba de recibir el alta después de superar una lesión muscular. 

 

A partir de las 21.00 horas, con Teledeporte como altavoz para el que no pueda acudir a un Würzburg lleno y azul, y en partido dirigido por  uan Manuel Uruñuela y Alfonso Olivares comienza la hora de la verdad. La hora de merecerse la recompensa final. 

 

 

 

Noticias relacionadas