Perfumerías Avenida, a tirones, despeja cualquier atisbo de duda en Zamora

Mariona Ortiz desea afrontar lo que queda de temporada en su exequipo

Perfumerías Avenida solventó con firmeza un compromiso complicado en Zamora, 62-89, aprovechando dos salidas buenas al partido y tras el descanso. No fue un duelo bonito pero sí sirvió para recuperar sensaciones y mantenerse en lo más alto. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD ZAMARAT (11+17+18+16): E. Clark (8), S. Pirsic (10), M. Delgado (9), M. Manzanares (8), M. Mieloszkynska (13) -cinco inicial-, E. Martín (0), D. Svitlica (6), S. Gomes (6), M. Montalvo (0), B. Redondo (0), C. Durbin (2).

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (22+21+19+27): Paola Ferrari (9), Mariona Ortiz (2), Marija Rezan (10), Shay Murphy (26), A. Robinson (14) -cinco inicial-, Leonor Rodríguez (9), Marta Fernández (9), Tamara Abalde (0), Marta Xargay (8), Vanessa Blé (2), Anna Montañana (0). 

 

ÁRBITROS: Susana Gómez y Juan Alberto Pinela. Eliminaron por cinco faltas personales a Marina Delgado del CD Zamarat.

 

INCIDENCIAS: Novena jornada de Liga. Partido disputado en el pabellón Ángel Nieto de Zamora. 

Perfumerías Avenida suma y sigue. El equipo salmantino supo cambiar rápidamente de 'chip' consciente de que las batallas en la Liga se dirimen de forma distinta a como se hace en Europa pero sin dejarse mermar por el tropiezo del miércoles. Un triunfo importante porque la pista del CD Zamarat puede convertirse en un lugar incómodo por aquello de que el conjunto zamorano es absolutamente imprevisible, fiado a la calidad de alguna de sus jugadoras exteriores y capaz de sobrevivir en duelos 'ponzoñosos'. Avenida, aunque fuera a tirones -propiciados por sus propios errores y por un duelo con más de 40 faltas-, no dio opción a su rival. 

 

Si algo tiene Zamarat es altura, al menos si se hace la media del equipo porque su exterior es uno de los que más envergadura tiene de la Liga. Pero en la zona Perfumerías Avenida tiene mucho más potencial -también centímetros-, y lo supo aprovechar en el inicio del encuentro para ganar sus primeras rentas.

 

Robinson y, sobre todo, Rezan, se hicieron grandes atrás y en ataque la croata comenzó 'disparada' el encuentro. En un visto y no visto un parcial de 2-10 que obligó al técnico local a solicitar su primer tiempo muerto. Trabajaba bien Avenida atrás y estabilizó esa renta de diez puntos durante todo el primer cuarto en el que no fue a más por varios ataques mal seleccionados, con pérdidas de balón o faltas -alguna más que dudosa-.

 

La entrada de las 'Martas' inicialmente pareció un paso al frente para romper definitivamente el choque pero la defensa se relajó y entre Pirsic y Mieloszkynska consiguieron un parcial de 5-0 con el que Zamarat redujo su desventaja a siete puntos. Rápidamente movimiento en el banquillo de Avenida, con un tiempo muerto que sirvió para ajustar el trabajo atrás. Con eso, el dominio de rebote y las transiciones rápidas -con canasta o falta como resolución-, fue suficiente para que el equipo 'azulón' respondiera con otro parcial de 0-8 y abriera ya una brecha al descanso de 15 puntos. 

 

A la vuelta de vestuarios Avenida le metió una velocidad a su juego durante apenas dos minutos que le bastaron para llevar la diferencia a +19. Pese a que el duelo se podría haber dado por resuelto, Zamarat no se rindió. No es que brillara por su juego pero sí supo romper la fluidez del ataque de Avenida y además se aprovechó del dudoso criterio arbitral para endurecer su trabajo en la zona. 

 

Una falta en ataque de Blé, protestada por Miranda al que le señalaron la técnica, sirvió para que Zamarat anotara y se acercara ligeramente, 45-60, pero el equipo salmantino no estaba para muchas más licencias pese a que el partido era de todo menos fluido, con continuas interrupciones por faltas señaladas en una y otra zona.

 

El duelo caminaba sin apenas enlazar dos jugadas seguidas, feo para el espectador e indefinido en el marcador con una ventaja que no subía de los 14-15 puntos hasta que a seis del final Marta Xargay metió un triple que puso el 51-70 que ya sí se antojaba casi definitivo. 

 

Engordó su renta el equipo de Miranda gracias a que esos últimos minutos sirvieron para recuperar el acierto desde el exterior. Y es que en este Avenida cualquier segundo vale para mejorar esperando en el siguiente compromiso.