Pedro Díaz, uno de los empresarios morosos que deben un millón de euros a MercaSalamanca

Alfonso Fernández Mañueco y Pedro Díaz, en un acto.

Dos sociedades bajo control del presidente de La Gaceta acumulan una deuda de más de medio millón de euros con la sociedad municipal que gestiona el mercado mayorista. Asocarsa y Grupo Ferpal son las mayores deudoras de la zona de actividades complementarias: el Ayuntamiento, que dirige MercaSalamanca, lleva años sin reclamarle la deuda.

Dos empresas del entramado de Pedro Díaz están en la lista de las sociedades que mantienen una deuda de más de un millón de euros con MercaSalamanca, que gestiona las instalaciones para mayoristas. Se trata de Asocarsa, SA y Grupo Ferpal, controladas o dirigidas por Díaz y que, además, son las mayores deudoras de la sociedad municipal en la que el Ayuntamiento de Salamanca tiene la mayoría de participaciones.

 

La deuda ha aflorado en una auditoría que se ha hecho sobre las actividades de MercaSalamanca, una sociedad en la que el consistorio ha insuflado en los últimos años importantes cantidades de fondos municipales y que está permanentemente en pérdidas desde que en 2009 se decidió el traslado a sus nuevas instalaciones para dar un 'pelotazo' con los terrenos de sus antiguas naves, próximas a la estación de tren. La operación no salió y ahora el 'merca' salmantino paga el error cargando con unos importantes costes financieros que ahogan sus resultados. Sólo sobrevive por las millonarias aportaciones del Ayuntamiento, que superan los 7 millones de euros.

 

Pero es que, además, la dirección de la sociedad ha permitido que un importante número de empresas no paguen sus deudas con MercaSalamanca. La entidad, controlada por el Ayuntamiento (tiene el 51% de las participaciones) está presidida por el concejal y teniente de alcalde, Fernando Rodríguez. Todas las empresas 'morosas' pertenecen a la zona de actividades complementarias (ZAC), montada en su día para dar servicio a las empresas del sector agroalimentario. Los deudores son propietarios de parcelas de esta zona específica del MercaSalamanca, en la que sólo una empresa está al día.

 

 

MEDIO MILLÓN DE EUROS

 

Dos de ellas están en el entramado de Pedro Díaz y la deuda que suman supera los 500.000 euros. Se reparte entre los 327.689,09 euros que debe Asocarsa; según la última inscripción en el registro mercantil de esta empresa (septiembre 2014), el empresario es actualmente vicepresidente primero de esta sociedad. Y en los 184.525,38 euros que debe Ferpal, sociedad de la que Diaz es administrador único.

 

Las deudas corresponden a varios años y conceptos desconocidos por el momento, según fuentes consultadas por este medio. El Ayuntamiento de Salamanca, que ostenta el control de MercaSalamanca, explica que ha intentado negociar el pago de la deuda pendiente y para normalizar los pagos mensuales que deben hacer. Sin embargo, hace años que se intenta este acuerdo y, hasta ahora, no se ha conseguido que paguen. A pesar de ello, el Ayuntamiento, máximo accionista de la sociedad, no ha tomado medidas para cobrar. Esto ha provocado que la auditoría sea aprobada con salvedades porque la actitud de estas empresas, también las que controla Díaz, podría llevar a MercaSalamanca a una situación crítica.

 

 

DEUDORES

 

Las cifras ofrecidas, que figuran en la información que acompaña a la auditoría interna hecha en MercaSalamanca y que ha aflorado esta importante bolsa de deudores, convierten a las dos sociedades de Diaz en las que más le deben a MercaSalamanca de las que trabajan en la ZAC de las instalaciones mayoristas. El resto se reparte en pequeñas cantidades entre otras doce empresas instaladas en MercaSalamanca.