Peajes en todas las carreteras de Salamanca: pagar por los 3.836 kilómetros de nacionales y secundarias
Cyl dots mini

Peajes en todas las carreteras de Salamanca: pagar por los 3.836 kilómetros de nacionales y secundarias

Tramo de la CL-510, la carretera autonómica entre Salamanca y Alba de Tormes.

Salamanca pasaría de no tener ni un solo kilómetro de pago a cobrar por usar 300 kilómetros de autovía en 2024 y casi 4.000 de secundarias más adelante.

La decisión de cobrar un peaje por usar las autovías que ahora son gratuitas ha pasado en pocos días de globo sonda a realidad muy próxima, tanto en el tiempo como en lo geográfico. Esa realidad se puede hacer patente muy pronto y muy cerca: en menos de tres años estará implantado y habrá que pagar por circular donde ahora no se hace. Ese es el plan del Gobierno que, además, ha 'confesado' a Europa que lo quiere aplicar también en las nacionales y que lo pagarán todos los usuarios, profesionales y particulares. Es decir, pagar por circular no sólo en las autovías que unen Salamanca con las capitales principal destino de viaje de los salmantinos, sino hacerlo también por circular en nacionales y secundarias.

 

El Gobierno español ha prometido a las autoridades europeas implantar el pago en las autovías en 2024, tanto para transportistas como particulares. Pero el plan tiene una segunda parte desconocida hasta ahora: se abre la puerta a extender ese peaje a todas las carreteras del país, tanto nacionales, regionales y locales

 

De acuerdo con el texto que ha enviado el Ejecutivo a Bruselas, se plantea un "mecanismo de pago" para avanzar hacia "la internalización de los costes internos" bajo el principio del "usuario pagador" y de que "quien contamina, paga". El Gobierno también indica que pretende la implantación de este pago primero en la red de alta capacidad (autopistas y autovías) y posteriormente a otras redes "de forma progresiva".

 

La idea era, inicialmente, cobrar una pequeña cantidad por circular en autovía. En los últimos años se ha hablado de varias tarifas, desde los dos a los 9 céntimos por kiómetro. No se trata más que de estimaciones, pero la última es pagar 4 céntimos por kilómetro. Esto es lo que costarían los trayectos por autovía desde Salamanca.

 

Sin embargo, este miércoles ha trascendido que la propuesta del Gobierno a Europa, enmarcada en el plan para gastar los fondos Covid, va más allá. Mucho más allá. Según se ha desvelado, incluye cobrar un 'peaje blando' por el uso no sólo de las autovías, que será en 2024, sino que se extenderá a toda la red de carreteras nacionales y secundarias, las de una sola calzada. Eso son más de 4.000 kilómetros de carreteras de pago.

 

Según los datos del Ministerio de Fomento, la red provincial está compuesta por 4.145 kilómetros, de los cuales 300 son autovías y autopistas lbres de pago (no hay autopistas de pago en la provincia) en las que se empezaría a cobrar en 2024. Además, 3.836 kilómetros son carreteras de una sola calzada, la mayoría de doble sentido de circulación (sólo 9 kilómetros multicarril) y 1.379 de ellos con arcenes de 5 metros o menos, las secundarias.

 

Pagar por circular siempre

La propuesta tendría una incidencia directa en la circulación en Salamanca. La provincia está conectada por autovía a otras capitales de provincia que son los principales destinos de viaje. Según el RACE, cobrar en las autovías podría provocar un efecto contrario y devolver tráfico a las nacionales: eso llevaría a 21.000 salmantinos a las carreteras más peligrosas. Eso cambiaría notablemente los viajes a Valladolid, Zamora, Ávila o Madrid, que son los principales que hacen los salmantinos: así serían por carretera.

 

En este caso, ya no cabría optar por circular en nacionales o secundarias para ahorrarnos el precio de un hipotético peaje en autovía. Cuando en 2024 se implanta en las autovías, se podrá hacer, pero sabiendo que más adelante también se pagará por circular en vías de una sola calzada.