Peaje en las autovías: ir a Madrid, Valladolid y Ávila desde Salamanca, más caro en coche que en tren
Cyl dots mini

Peaje en las autovías: ir a Madrid, Valladolid y Ávila desde Salamanca, más caro en coche que en tren

La aplicación de una tasa por kilómetro para usar las autovías le daría la vuelta a la tortilla en los tres trayectos más frecuentes de los salmantinos: el coste del viaje en coche particular, mayor que el billete del tren.

La insistencia de las grandes constructoras con el pago en autovía, y el hecho de que el Estado no descarte la opción, puede encarecer de manera notable los trayectos más habituales de los salmantinos, el viaje desde Salamanca a Madrid, Valladolid o Ávila. Un viaje que hacen más de 18.000 personas de media cada día, muchos en vehículo particular, la opción más ventajosa, a pesar de las subidas de tarifas de autopistas y trenes. Si se cobra por el uso de la autovías, ir en tren sería más económico por trayecto que ir en vehículo particular, lo que puede empujar a muchos a dejar el coche y decantarse por otras opciones más asequibles como los abonos ferroviarios, el bus o el tren convencional. Algo que le daría la vuelta a la tortilla a la situación actual, de primacía total de la carretera, y no solo en el caso del viaje a Madrid.

 

Madrid, hasta 45 euros/trayecto para 11.000 salmantinos al día

Un viaje por carretera desde Salamanca a Madrid no es precisamente barato, y menos desde el pasado día 1 de enero. El Estado decidió subir el peaje de esta autopista un 1,69%, el doble que en el resto. A día de hoy el peaje para un turismo cuesta 12,90 euros. Si hacemos el viaje con un vehículo compacto de gasolina, los más vendidos, tendremos que gastar algo más de 21 euros de carburante, según el cálculo de viamichelin.es. El coste actual del trayecto es de casi 35 euros.

 

De prosperar la idea de cobrar por la parte del viaje que se hace por autovía, 105 kilómetros de los 210 totales, tendríamos que abonar una tasa de 9,45 euros, a nueve céntimos el kilómetro. El coste final del desplazamiento sería de 44,45 euros.

 

Ahora, se pondría al nivel del caro billete convencional del tren rápido porque ese coste es superior al que se paga por el billete más caro del tren de altas prestaciones que hace la conexión. Las tarifas del tren Salamanca-Madrid para 2020 también subieron el 1 de enero, un 1,10%; el billete básico, el flexible, queda en 40,30 euros, que es menos de lo que nos costará el viaje individual en coche. Además, existen abonos y productos multiviaje para viajar desde 14 euros por trayecto.

 

Esto podría suponer un cambio para el actual equilibrio. El viaje Salamanca-Madrid lo hacen 11.000 personas al día de media según el mapa de viajes de Fomento; de ellos, 10.100 lo hacen en coche y 900 en tren.

 

Valladolid y Ávila, también más caros que el tren

No es el único caso, ya que la conexión con Valladolid podría ser también más barata en tren que por carretera. En la actualidad, el trayecto de 120 kilómetros en coche particular (compacto de gasolina, por ejemplo) sale por unos 12 euros de carburante, y no hay peajes. El viaje en tren se puede conseguir por entre 10 y 15 euros por trayecto, con lo que todavía compensa el trayecto individual en coche en términos directos, sin tener en cuenta aspectos ambientales o el mantenimiento de un vehículo particular.

 

Sin embargo, los 120 kilómetros de autovía entre Salamanca y Valladolid costarían 10,80 euros de 'peajes en sombra', con lo que el trayecto se encarecería hasta los 22-23 euros, una cantidad muy superior a la del tren, que todavía contaría con la desventaja de sus bajas prestaciones y de la limitación de los horarios. A día de hoy, a Valladolid llegan en tren 200 de los 4.300 salmantinos que se desplazan a pucela cada día.

 

Algo parecido ocurriría en el caso de Ávila. Ir en un coche medio de gasolina cuesta 10,70 euros por trayecto y lleva 1h10 minutos. En tren, el media distancia tarda el mismo tiempo y cuesta 12,70 euros. Pero si se suman los 9,18 euros resultado de multiplicar 9 céntimos por cada uno de los 106 kilómetros del trayecto por autovía, el coste en coche se dobla hasta los 20 euros y supera con creces al del tren. A día de hoy, a Ávila solo van 78 viajeros salmantinos de media al día en tren de los más de 3.000 que hacen el desplazamiento desde Salamanca.