Patinetes eléctricos: ilegales en las aceras de Salamanca

@PoliciaVLL

Circular por la acera en patinetes eléctricos, de los que se ven cada vez más en Salamanca, no es legal y nos puede costar una multa.

Los nuevos modelos de movilidad han hecho aflorar en las calles de Salamanca una inédita variedad de vehículos. La presencia de bicicletas está más que consolidada, pero además cada vez es mayor la presencia de patines, patinetes y pequeños ciclos, incluidos los impulsados por motores eléctricos. Son los mismos que han causado una polémica en Valencia donde el ayuntamiento ha prohibido a una empresa que alquile este tipo de vehículos.

 

En el caso valenciano, el problema real es que la empresa no había tramitado la licencia de actividad y se le ha requerido que retire los patinetes de circulación. Otra cosa será el encaje en la ordenanza de tráfico de estos aparatos. De ellos se empiezan a ver muchos por Salamanca, circulando generalmente por las aceras entre los peatones e, incluso, alternando el uso de la calzada y de las aceras. Pero, ¿es legal circular en patinete por la acera en Salamanca? La respuesta es contundente: no. Estos son los motivos.

 

La ordenanza municipal de tráfico, que data de 2011, especifica cómo hay que circular por las aceras cuando no se es peatón y en caso de hacerlo con vehículos. Según su artículo 20, "los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares sólo podrán circular a paso de persona, sin hacerlo en zig-zag entre las que se encuentren transitando". Según las fuentes consultadas, esto se traduce en que está prohibido circular montado en patines, monopatines y similares por las aceras de Salamanca. En caso de hacerlo, el usuario se expone a multas y a la retirada del vehículo.

 

El motivo es que se consideran ciclos y, por lo tanto, tienen que circular por la calzada ateniéndose a las normas de circulación o hacerlo por la acera con las limitaciones que marca la propia ordenanza en el mismo artículo: "Los conductores de bicicletas, en las vías en las que se autorice la circulación de éstas, estarán obligados a descender de las mismas y a conducirlas a pie cuando la afluencia de peatones así lo aconseje".

 

Esta norma viene reforzada por el contenido del reglamento general de tráfico, que se manifiesta en los mismos términos que la ordenanza municipal de Salamanca. "Los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de éstas que les estén especialmente destinadas, y sólo podrán circular a paso de persona por las aceras o por las calles residenciales debidamente señalizadas", asegura.

 

Así que los monopatines, los conocidos como 'segways' o artefactos similares circulan irregularmente cuando lo hacen por las aceras de Salamanca. Su posible incorporación a la legalidad circulatoria quedaría para una nueva ordenanza que se encuentra actualmente en ciernes. Un reto, pero también una complicación a la hora de compartir el espacio en las aceras o en las calzadas.

 

Así lo ha hecho, por ejemplo, el Ayuntamiento de León que acaba de aprobar una nueva ordenanza de circulación en la que pretende incluir el creciente uso de patinetes y 'segways'. Así, la capital leonesa ha decidido que "los patines, monopatines, patinetes o aparatos similares transitarán por vías ciclistas segregadas y las aceras con anchuras superiores a los 2,50 m, no pudiendo invadir carriles de circulación de vehículos a motor, salvo para cruzar la calzada, ni ser arrastrados por estos". Además, se especifica que "en su tránsito los patinadores deberán acomodar su marcha a la de las bicicletas, si circulan por vías ciclistas, o a la de peatones en el resto de los casos, manteniendo una distancia mínima de seguridad de 1 metro y evitando en todo momento causar molestias o crear peligro".