Parricida de Chamberí: Todas las claves en la segunda vista del juicio oral

El asesino confeso, único acusado en el juicio (Foto: T. Navarro)

Jonnhy Rafael Demey Zambrano se enfrenta a 15 años de cárcel por clavar un cuchillo en el cuello a su padre mientras dormía.

La Audiencia Provincial de Salamanca acogerá este 25 de abril de 2018 a partir de las 10.00 horas la segunda vista oral del juicio contra Jonnhy Rafael Demey Zambrano, el joven que degolló a su padre en su domicilio del barrio salmantino de Chamberí el pasado 27 de julio de 2016.

 

El acusado se sentaba por primera vez en el banquillo de los acusados el pasado 23 de abril pasadas las 12.00 horas para rendir cuentas por estos hechos, por el que la fiscal que lleva el caso le pide 15 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía, además del pago de dos indemnizaciones, de 120.000 y 150.000 euros, para su hermana y la viuda.  La fiscal considera que se trata de un asesinato y no de un homicidio, ya que cree que hubo alevosía.

 

El letrado de la defensa pide la absolución o, como mucho, dos años de cárcel, ya que considera que el acusado no estaba en plenas facultades mentales.

 

Era él mismo quien a la hora de relatar los hechos se declaraba culpable entre lágrimas y pedía perdón a la mujer de su padre y a su propia hermana. Al parecer y como relataba esta última, el profesor e investigador y sus dos hijos seguían una terapia de grupo en la consulta de una psicóloga debido a la mala relación que mantenían. Sesiones de tratamiento que, al parecer, les obligaban a dar paseos en familia a menudo, pero que finalmente no dieron resultado a la vista del fatal desenlace.

 

Al parecer, el joven provocaba en casa muchos conflictos, hasta el punto de falsificar las notas aprovechándose de que su padre pasaba largos períodos en América Latina, como consecuencia de su actividad docente, hecho que habría llevado al asesino confeso a clavarle un cuchillo en el cuello, "no me valoraba, me pegaba y no me dejaba salir de casa aun habiendo cumplido la mayoría de edad", explicaba. 

 

Por otro lado, era la mujer del fallecido la que reconocía que era una persona "verbalmente agresiva con sus hijos y conmigo, creo que Jonnhy le tenía mucho miedo a su padre, lo tenía encarcelado". Finalmente, este miércoles llegará el turno de declaraciones de los forenses, quiénes ayudarán a esclarecer los hechos.  

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: