Para hacer el indio ya está... Puigdemont