Palco3 se enfrenta a la corporación municipal por anular el plan del PP para legalizar el Corona Sol

La propietaria del polémico hotel presenta demanda al TSJ para recurrir la decisión del pleno que anulaba el plan a medida con el que el Ayuntamiento pretendía legalizar la construcción.

La polémica del hotel Corona Sol no cesa. Ahora, la propietaria del establecimiento, la promotora Palco3, ha decidido denunciar ante el TSJ la decisión del pleno del Ayuntamiento de Salamanca de tumbar el plan urbanístico con el que el PP, en connivencia con la propia empresa, intentó legalizar el hotel ilegal. La jugada no salió adelante porque la oposición se negó de manera unánime a aceptar una componenda que sólo beneficiaba a la empresa, y su respuesta ha sido muy atrevida: ir directamente contra lo que decidió la corporación municipal, el órgano soberano del consistorio y de los salmantinos.

 

Eso sí, se ha tomado su tiempo para plantear su denuncia. El pleno que ahora pretende recurrir se celebró en febrero de 2017, hace 20 meses. Todo este tiempo la promotora se ha dedicado a entorpecer y dilatar el proceso judicial aprovechando todos los resquicios procedimentales. En su estrategia ha encontrado la comprensión del Ayuntamiento de Salamanca, que le ha permitido todo tipo de maniobras dilatorias: por ejemplo, ha pedido varias veces una documentación.

 

La propuesta de modificación del PGOU llegó al pleno a propuesta de la promotora, aunque el equipo de Gobierno la hizo suya e incluso la defendió con una nota pública; se tenía que haber tramitado en el límite de 9 meses, pero cuando llegó al pleno habían pasado 24, y ahora ya son casi cuatro años; incluso la empresa llegó a pedir que se hiciera cargo la Junta para evitar que fuera por pleno; el contenido de la modificación es el mismo que el de un anterior estudio de detalle que ya se rechazó en los juzgados. Y se llevó al pleno con mucho retraso porque el PP se había resistido a hacerlo sabedor de que no tenía el apoyo de nadie para sacar adelante la componenda, una solución que es más una triquiñuela improvisada para intentar salvar el hotel: ofrecía abrir una calle estrecha a cambio de legalizar todo lo que está sin licencias.

 

Esta modificación del PGOU establecía una nueva ordenación del sector paseo de Carmelitas/Hospital de la Santísima Trinidad distribuyendo la edificabilidad total del mismo en dos parcelas, S1 y S2. Una de ellas ya está ocupada por el hotel Corona Sol, un edificio que incialmente era residencial (101 apartamentos y garajes en sótano) y la otra contempla una edificación en forma de 'L'. La triquiñuela urbanística es cambiar el uso de esta última de residencial a equipamientos, y pasar la edificabilidad a la que ocupa el hotel. El asunto 'no coló', la oposicíon se negó a aprobarlo y ahora Palco3 pretende ir contra esta decisión. Ya veremos cuál es la actitud del equipo de Gobierno en el pleito, en el que el Ayuntamiento es parte implicada.

 

A día de hoy, el hotel Corona Sol tiene en contra sentencias que anulan todas las licencias necesarias, desde la de apertura a la primera ocupación o el cambio de uso; esta última, anulada de manera definitiva,imprescindible para estar abierto hoy como hotel cuando fue proyectado como edificio residencial. A pesar de ello, el PP se agarra al resultado de la maraña de recursos que ha puesto la propiedad para intentar dar la vuelta a las resoluciones judiciales.