Paco Martínez Gamonal, de 91 años, primer residente de Salamanca en recibir la vacuna contra el Covid-19
Cyl dots mini

Paco Martínez Gamonal, de 91 años, primer residente de Salamanca en recibir la vacuna contra el Covid-19

Inicio de la vacunación en la residencia de mayores San Rafael de Salamanca (Fotos: Junta de Castilla y León)
Ver album

La Junta ha comenzado la campaña de vacunación en la residencia San Rafael de la capital.

Paco Martínez Gamonal, de 91 años y residente en San Rafael, ha sido la primera persona en recibir la dosis de la vacuna frente a la COVID-19 en la provincia de Salamanca. Antolín Martín García, de 62 años y director médico del centro, ha sido el primer trabajador en vacunarse, según han informado desde la Junta de Castilla y León, que ha iniciado en la residencia de ancianos San Rafael, de la capital salamantina, el primer ciclo de la estrategia de vacunación frente al Covid-19.

 

En total se han vacunado 188 residentes y esta tarde continuará la vacunación de los 94 trabajadores. Muchos residentes han mostrado con lágrimas su emoción al recibir la vacuna.

 

Paco Martínez Gamonal se ha mostrado "muy emocionado y muy gozoso de poder aportar esta pequeña acción en bien de un beneficio tan grande en la lucha contra el virus, al cual ya le vamos a derribar. Estamos empezando a ganar, ya lo veréis". En este sentido, ha asegurado que quiere "dormir tranquilo y ver la vida con más optimismo y un poco de la alegría que en este momento nos falta".

 

A su edad, explica que nunca pensó vivir una situación como esta pandemia: "Yo ya viví dos guerras, aunque era muy pequeño, y nunca pensé que iba a vivir una situación similar y me ha impresionado muchísimo por lo que ya sabe uno de la vida y pienso que lo vamos a superar".

 

Por su parte, el primer trabajador vacunado, Antolín Martín, ha asegurado sentirse "contento porque espero que esto sea el comienzo del final de la pandemia y que a partir de ahora las cosas sean más fáciles". En este sentido, cuando se ponga la segunda dosis seguirá "haciendo lo que nos han dicho que tenemos que hacer, mantener la distancia de seguridad, usar la mascarilla, exactamente lo mismo que ahora hasta que sepamos que realmente ha funcionado y que ya no hay peligro. Confiemos en que esto sea una parte muy importante de la solución pero no creamos que está todo solucionado y sigamos cumpliendo las normas, continuar cuidándonos".

 

"La previsión comunicada a la Administración autonómica por el Gobierno central es que las dosis vacunales irán llegando a las nueve provincias de la Comunidad, con periodicidad semanal y hasta el 15 de marzo, el total de 322.440 dosis anunciadas para completar los dos primeros de los tres ciclos previstos en esta fase de la estrategia de vacunación", han explicado desde el Gobierno regional.

 

Esta primera etapa contempla cuatros grupos priorizados de población diana: los residentes y personal sanitario y sociosanitario en residencias de personas mayores y con discapacidad; el personal sanitario de primera línea; otro personal sanitario y sociosanitario; y grandes dependientes no institucionalizados.

 

Vacuna

 

La vacuna que se va a distribuir en esta primera fase es la desarrollada por los laboratorios de Pfizer/BioNTech y posee ciertas peculiaridades en cuanto a su conservación, que hace que su utilización sea más compleja que otras. Es una vacuna basada en el denominado ARN mensajero, que debe conservarse a muy bajas temperaturas (entre 70 y 80 grados bajo cero), viniendo en viales multi dosis, de cinco dosis cada uno de ellos, organizadas en bandejas de 195 viales, que equivalen a 975 dosis de vacuna.

 

Esta vacuna requiere dos dosis para completar su efectividad, existiendo un plazo entre la primera y la segunda dosis de veintiún días. "Es necesario una compleja organización, planificación y logística para poder aprovechar el máximo de unidades con la mínima pérdida en la cadena de frío o el transporte de dosis", apuntan.

 

Se trata de un medicamento que ha obtenido la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) tras haber superado los análisis de calidad y seguridad, habiendo sido testada en más de 44.000 voluntarios de dieciséis o más años en su fase III, siendo las reacciones adversas observadas más frecuentemente la fatiga (62,9 %), cefalea (55,1 %), dolores musculares (38,3 %), escalofríos (31,9 %) y fiebre (14,2 %), efectos similares a los de la vacuna de la gripe y que remiten con medidas sencillas o medicación habitual.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: