Pablo Yáñez dejó su cargo en la Diputación de Valladolid el mismo día de su alta como diputado

El diputado de Ciudadanos Pablo Yáñez, durante una intervención en el Congreso.

El diputado de Ciudadanos, que en su declaración de bienes no reflejó el sueldo que tenía como asesor en Valladolid, ejerció el cargo hasta el mismo día de su entrada efectiva en el Congreso.

El diputado de Ciudadanos Pablo Yáñez ejerció hasta el último momento como asesor en la Diputación de Valladolid, donde sólo dejó su cargo remunerado para darse de alta como diputado en el Congreso. Así se desprende de su declaración de intereses y actividades, que se ha dado a conocer este jueves, y que contrasta con su declaración de bienes, en la que obvió toda referencia a este puesto que ejercía como cargo de confianza de su partido en la institución provincial pucelana y por el que tenía un sueldo de más de 41.000 euros anuales.

 

El documento se ha publicado una vez que la comisión del estatuto de los diputados ha dado el visto bueno a todos los expedientes de incompatibilidad. Lo ha hecho este mismo jueves, a cuatro días vista de la disolución de las Cortes, cuando los diputados tendrán que volver a sus actividades. No obstante, los que lo deseen se podrán apuntar a la indemnización de transición, un pago único de dos mensualidades que pueden percibir los no adscritos a la Diputación Permanente; son más de 5.600 euros sin contar las indemnizaciones por ser de fuera de Madrid.

 

El Congreso no ha puesto pegas a ninguna declaración de compatiblidad; de hecho, sólo ha denegado la de Pedro Gómez de la Serna, inmerso en un sonoro escándalo por el presunto cobro de comisiones ilegales. Pero la declaración de Yáñez permite saber que, efectivamente, percibió remuneración por el ejercicio de un cargo de confianza. En concreto, ocupó un puesto de asesor del grupo de Ciudadanos en la Diputación de Valladolid. Lo dejó el mismo día que se dio de alta en el Congreso como diputado, el 7 de enero de 2016.

 

Sin embargo, en su declaración de bienes no reflejó en ningún momento ni el puesto ni las remuneraciones que había percibido por su ejercicio. Yáñez ocupaba tras las elecciones municipales de mayo de 2015 un cargo con una retribución de 41.323,10 euros en 14 pagas. En aquella declaración sólo especificaba que la declaración de IRPF le había salido a devolver y que es propietario de un Opel Astra de segunda mano.

Noticias relacionadas