Pablo Iglesias, salpicado por un 'huevazo' al ir a saludar a los taxistas

Pablo Iglesias recibe al colectivo de taxistas en la Puerta de los Leones

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha protagonizado una accidentada visita a los taxistas que protestan en las inmediaciones del Congreso de los Diputados y, cuando se ha acercado a saludarles, se ha visto salpicado por el lanzamiento de un huevo por parte de uno de los manifestantes.

El huevo no ha impactado directamente sobre el líder del partido morado, pero sí ha manchado su camisa y la de algunos de los dirigentes de su grupo parlamentario con los que se ha acercado a la concentración, como el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, y el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech.

Mientras que el grueso de los manifestantes han recibido a Iglesias al grito de 'Sí se Puede', también se han podido escuchar algunos abucheos e incluso uno de los manifestantes ha aprovechado para lanzar un huevo al dirigente 'morado'.

"ME HA HECHO UN HUEVO DE ILUSIÓN ACOMPAÑAR A LOS TAXISTAS"

Iglesias se ha tomado con humor el incidente. "Me ha hecho un huevo de ilusión acompañar hoy a los taxistas en defensa de los servicios públicos y contra la privatización", ha bromeado en un mensaje en Twitter.

El líder del partido morado se ha aproximado a la multitud acompañado por el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FTPM), Julio Sanz, que se ha llevado la peor parte, ya que el huevo ha impactado en su cabeza.

Antes de acercarse a la cabecera de la manifestación, en declaraciones a los medios, Iglesias ha tachado de "vergonzoso" que un ministro "corrupto" estuviera subvencionando a empresas como Uber, que "tributan en paraísos fiscales y está parasitando una profesión fundamental, un servicio público y una forma de vida de muchas familias".