Pablo Espina: "Vamos al Helmántico convencidos de que podemos ganar y sin ningún tipo de complejo"

El CD Guijuelo está imparable y sus números así lo avalan. Con tres victorias seguidas, dos en casa y una a domicilio los de Ángel Sánchez, liderados por su particular superhéroe, Pablo Espina, quieren asaltar el Helmántico el próximo domingo. 

Pablo Espina celebra un gol

Cuando un equipo juega, precisamente en equipo, todos sus jugadores brillan. Desde la portería hasta la parte de arriba, todos los integrantes del CD Guijuelo viven un momento de gloria, pero hay uno que destaca un pelín más, consiguiendo cinco goles en dos partidos e igualando su mejor marca personal (11 goles) con todavía 12 jornadas por delante. Él es Pablo Espina. 

 

"Estoy muy contento, me encuentro muy bien, pero lo importante es que el equipo está ahora mismo en una muy buena racha de resultados y de juego, lo que cuenta ahora es alargarla lo máximo posible", ha destacado el jugador que llegó al club a mediados de la pasada temporada. 

 

Victorias que nacen del trabajo en equipo. "Lo que estamos cosiguiendo es a base del trabajo de equipo, al final a mi me toca meter goles porque juego arriba, pero el trabajo es de todos. Somos un bloque muy fuerte defensivamente y lo hemos demostrado durante todo el año. En la parte de arriba creo que estoy rodeado de grandes jugadores que me crean muchos espacios, facilidades y mi reconocimiento es de todos ellos". 

 

El cambio del equipo es innegable, ¿a qué se debe? "Es verdad que la temporada comenzó mal, con una dinámica extraña, ya que no era normal que en casa fuéramos tan frágiles y creo que se ha ido corrigiendo poco a poco. En diciembre se observó una mejoría en el juego y los resultados tenían que llegar tarde o temprano, porque se estaban haciendo bien las cosas y todo estaba basado en un trabajo detrás". 

 

"El equipo está mucho mejor, con más confianza y creo que es muy distinto al que vivimos en la ida"

 

Ahora llega otro derbi, ¿en circunstancias diferentes? "Sí, creo que sí. Es verdad que en la ida nosotros veníamos de una dinámica mala, pero aún así considero que el partido empezó bien para nosotros, teníamos bastante el control y nos pusimos por delante. Sin embargo, después se torció todo en dos jugadas aisladas y acabamos perdiendo, pero creo que ahora es diferente. El equipo está mucho mejor, con más confianza y creo que es muy distinto al que vivimos y una victoria sería un golpe sobre la mesa para coger onfianza y saber que podemos ganar fuera en cualquier campo". 

 

¿Por dónde pasan las claves del domingo? "Creo que ellos vivieron un derbi la semana pasada muy igualado. El Salamanca es un equipo muy poderoso y peligroso también, con jugadores capaces de desiquilibrar y creo que tenemos que estar muy atentos los 90 minutos, porque es un equipo muy peligroso". 

 

¿Os ponéis el papel de favoritos? "No, para nada. El Salamanca en su campo siempre es favorito, es uno de los equipos llamados a estar en play off a principio de temporada y creo que los favoritos son ellos, a pesar de que nosotros vayamos convencidos de que podemos ganar y sin ningún tipo de complejo". 

 

Pablo Espina frente al Salamanca CF en el Municipal (Foto: Teresa Sánchez) 

 

Esta racha positiva, ¿permite soñar alto? "Para nada, tenemos todos muy claro que lo único que cuenta ahora mismo es ganar al Salamanca y nada más. Es lo único a lo que aspiramos, porque de la misma forma que ahora estamos un poco mejor, también estuvimos ahí abajo. Ahora el equipo sabe que está en una situación más nivelada y los que estaban encima de nosotros ahora están abajo. Al final esto cambia de una semana a otra y no se puede bajar la guardia", considera el killer del equipo. 

 

¿Valoráis más vuestra posición después de haber estado en lo más bajo de la clasificación? "Cuando vienes de abajo, de haberlo pasado mal, todo te queda ahí grabado y es una experiencia. Además, tenemos en la pizarra del vestuario la clasificación de cuando estábamos abajo, para que no se nos olvide. Lo tenemos siempre presente y con humildad vamos a seguir trabajando, solo pensando en el partido siguiente". 

 

La clasificación en la pizarra..."Fue cosa de Ángel y creo que es una idea muy buena. Nos marcó con rotulador donde estábamos en la primera vuelta cuando íbamos penúltimos y al final se ha dado la vuelta a la tortilla, pero nos permite recordar que igual se puede volver a dar. Es un toque de cara a tener humildad y no dejar de trabajar. Es un detalle de que al final un entrenador no solo es lo que se ve, sino que también está presente en la motivación del día a día".