Pablo Cortés, la solución de urgencia ante el Arenas aunque no habrá licencia de primer entrenador
Cyl dots mini

Pablo Cortés, la solución de urgencia ante el Arenas aunque no habrá licencia de primer entrenador

Pablo Cortés podría ser el que se siente el domingo en el Helmántico. El entrenador del filial vuelve a ser solución de urgencia aunque también hay que tener en cuenta que la RFEF no tramita licencias el fin de semana por lo que la casilla de primer entrenador quedaría en blanco. 

El domingo en el estadio Helmántico el Salamanca CF quiere tener entrenador o al menos solventará la situación de tener esa figura, aunque no pueda presentar su licencia porque la RFEF no las tramita durante el fin de semana.  

 

Lo haría en la figura de Pablo Cortés, técnico del filial, que una vez más se convertiría, como hombre de club, en la solución de urgencia hasta que la entidad decida que camino tomar.

 

Cortés, que este sábado, debuta en Liga con Salamanca CF B ante La Virgen del Camino, ha estado en el estadio Helmántico reunido con los responsables del club para ver si es la mejor opción para él y para el equipo. 

 

Mientras el equipo se ha entrenado en las instalaciones del Helmántico a las órdenes de Roberto Dueñas, que se ausentó el viernes después de ser apartado por 'Chiquimarco', y que ha regresado con normalidad junto a Durán para trabajar con el equipo como viene haciendo desde que comenzó la pretemporada en México. De hecho Dueñas estará sí o sí en el banquillo ante el Arenas.

 

Cortés ya dirigió al Salmantino en la temporada 2017-2018 en dos etapas distintas. Primero ocupó el puesto cuando el club destituyó a María y dirigió al equipo durante dos jornadas hasta la llegada de Ramón Calderé, al que también sustituyó cuando la entidad repitió y ejecutó su despido.

 

Entonces sí que el club confió en el joven entrenador que se quedó hasta final de temporada, dirigió al equipo en el play off y logró el ascenso a Segunda División B. Pese al éxito se decidió que no continuará al frente del equipo y, de hecho, él decidió salir de la entidad aunque semanas después ambas partes volvían a sentarse y Cortés se puso al frente del filial al que dirigió toda la campaña pasada para ascender a Tercera División.